Si eres propietario de un gato seguramente te preguntarás como puedes detectar si a tu amigo le ocurre algo, los gatos tienen su manera especial de transmitirnos señales de que algo no va bien, son animales menos activos que un perro pero aún así es posible determinar si ocurre algo, te vamos a dar 8 ejemplos para que puedas guiarte de alguna manera y localizar el problema cuanto antes:

  1. La actitud es uno de los puntos más relativos, si observas que tu gato se encuentra con un humor extraño, muy apático y con poca actividad probablemente ocurra algo. Para ello al igual que le das una buena alimentación y cuidas minuciosamente su higiene es importante que le observes a diario con la finalidad de conocer al máximo su comportamiento habitual y que te sea más fácil conocer si algo va mal.
  2. Si has detectado que tu gato no come como lo hace normalmente y se muestra indiferente con la comida es posible que algo no ande bien. Algunas veces puede deberse a un dolor de estómago, fiebre o cualquier otro problema y por ello deje de comer repentinamente.
  3. Si al observar a tu gato piensas que pueda tener algún problema intestinal como consecuencia de algo que haya comido y le haya sentado mal debes inspeccionar sus heces, ponte unos guantes y mira si tu gato tiene diarrea o las heces blandas, si es así acércalo al veterinario para intentar remediarlo con algún tratamiento.
  4. Las infecciones de orina suelen ser comunes en los gatos y su manera de manifestar que algo no va bien en su interior es orinando fuera de su bandeja, en lugares donde nunca lo había hecho, estas señales suelen ser claramente delatadoras, de ser infección de orina un tratamiento con antibiótico prescrito por el veterinario puede ser la solución.
  5. Los vómitos pueden deberse a que algo no le haya sentado bien, a la ingesta masiva de pelo al hacer sus lavados diarios o tal vez indigestión. Cuando observes vómitos es mejor que vayas al especialista para descartar un posible envenenamiento, los gatos son muy curiosos y en ocasiones comen cosas indebidas que no somos capaces de determinar ya que se meten en cada rincón del hogar o del jardín debido a su especial agilidad y pueden tener acceso donde quieran muy fácilmente.
  6. El agua en abundancia o la nariz húmeda también es clave para saber que algo ocurre, los gatos no suelen ingerir mucha cantidad de agua y si observas que lo hace en exceso puede que algo ocurra.
  7. El arenero en muchas ocasiones nos ayuda a saber si nuestro gato esta bien, intenta observarlo y tanto si sus heces son blandas o demasiado duras coméntalo con el veterinario.
  8. Los ojos del gato no deben estar acuosos ni achinados, si está más agresivo o notas que alguna parte de su cuerpo está inflamada, su pelo muy flácido también puede ser una señal.

Cualquiera de las señales citadas puede indicar que algo no va bien y que tu gato está enfermo, en cualquier caso siempre consulta con tu veterinario y haz un reconocimiento exhaustivo de tu mascota para poder darle solución cuanto antes y que todo vuelva a la normalidad.