Si la elegancia y la inteligencia tomaran forma, seguro lo harían como un gato Azul Ruso.
Este precioso y amable gato es popularmente famoso por su color gris-plateado que contrasta con unos vivos ojos verdes.
Los orígenes del gato Azul Ruso son inciertos ya que es una de las más antiguas razas de gato doméstico natural conocidas, pero su bonito aspecto, un carácter suave y digno y su eficaz instinto para cazar le ha acercado al humano desde hace cientos de años.
Entre la Corte Real Rusa sobre el s. XIX un Azul Ruso era un preciado obsequio y muchos de los zares poseían gatos de esta raza, por eso se dice que son gatos aristócratas; mientras que para los marineros escandinavos eran desde hacía décadas, los perfectos cazadores que mantenían a ralla a las malavenidas ratas de sus mercancías. Así que ya fuere abordo de un barco o en forma de obsequio, el Azul Ruso comenzó a viajar por toda Europa, cuando en 1875 sorprendió a todos los asistentes en la primera exposición de gatos del Palacio de Cristal de Londres, dónde se le denominó Gato Arcángel.
Esta raza de gato adopta este curioso nombre en los inicios de su popularidad debido a que se empieza a tomar constancia de él por sus apariciones en el puerto del norte de Rusia llamado Arkhangelsk. Con su llegada a Inglaterra también es conocido por Archangel Blues.

Después de todo esto el Azul Ruso tuvo que esperar a 1912 a ser reconocido como raza única y a 1939 a estandarizarse con el nombre oficial de Azul Ruso y las singularidades propias de la raza.
Ahora existen varias lineas de la misma raza con pequeños matices: el americano, con matices angulosos de gato oriental; el continental, más delgado y pequeño; el inglés, mucho más corpulento y oscuro; y el escandinavo más musculado y plateado.

Veamos las características básicas para el correcto cuidado de un gato Azul Ruso:

Carácter – Se dice del Azul Ruso es un gato señorial, cariñoso y atento, de suave voz, pero pocas veces se cuenta su vital y latente instinto. Está incansablemente alerta, pese a que parezca estar relajado no debemos dejarnos engañar por su majestuoso porte, pues le encanta cazar y su fuerte instinto le hará correr para conocer cualquier objeto o persona nuevo sin alejarse demasiado de su apreciadísimo humano preferido.
Reservado, el Azul Ruso es familiar pero elegirá favorito, puede ser irascible en casas en las que se grita, se vive con mucha prisa, se pone la tele o la radio a demasiado volumen o se le expone a niños que no le dejen espacio vital o no estén sensibilizados con los animales. Este gato odia la coacción, pero todo esto no quiere decir que no ame una buena tarde de juego gatuno, corretear detrás de su humano favorito o un jardín a su disposición sin dejar de apreciar la tranquilidad del sillón. Habitualmente nos obsequiarán con piezas de caza, así que siempre súrtele de juguetes para gato, él felizmente los dejará en tu regazo para que los lances de nuevo mil y una veces.

Pelaje – El pelo de este gato le ha otorgado su fama y su nombre, no por ser azul, si no por ese tono gris que nos lo recuerda en sus reflejos. Gris con destellos plateados, no tiene pigmentación en las puntas de su pelo, cosa que le da ese bonito aspecto nevado que por otro lado se refuerza con su doble capa de pelaje.
De pelo corto pero de textura mullida y resistente, está diseñado para aguantar muy bajas temperaturas por lo que en según qué climas le puede hacer acumular mucho pelo muerto, por eso tendremos que cuidar dos aspectos que se ven directamente afectados: su digestión, debido a la formación de bolas de pelo que paliaremos con piensos de alto contenido en fibra y suplementos alimenticios como la malta digestiva para gatos; y su cepillado, que ha de hacerse por lo menos 1 o 2 veces a la semana sobre todo en cambios de estación.

Dieta – Para un gato Azul Ruso debemos adecuar una dieta equilibrada como las de Royal Canin que se ajuste a su edad, modus vivendi y características, que le ayude con sus digestiones, sin descuidar un aporte de proteínas de alto valor biológico, ácidos esenciales omega y las vitaminas y minerales que le den el correcto mantenimiento de su pelaje característico.

Aunque esta raza de gato es natural y ello le otorga gran longevidad y fortaleza y no requiere de grandes cuidados específicos, siempre debemos dar una dieta de gran calidad para evitar de manera preventiva la aparición de enfermedades o carencias, sobre todo en edades de crecimiento en que la formación de todo el cuerpo determinará la salud futura del gato.

¿Cómo es tu gato Azul Ruso?

Autor: Irene Serrano