gatito_bandeja_arenaTanto si tienes un gatito pequeño o adulto y no saben cómo utilizar la arena o lecho… hay que tener en cuenta que el primer paso para que el gato no rechace bandeja de arena es tenerla limpia, si es nueva mejor. El gato es por naturaleza limpio y muy privado. Otra cosa a tener en cuenta es la ubicación, a los gatos no les gusta que su bandeja esté cerca de donde comen, el lugar idóneo es lejos de donde comen, un lugar tranquilo y a ser posible poco concurrido ya que a la mayoría de los gatos les gusta estar solitos en esos momentos privados.

Para enseñarles a utilizar la bandeja debemos proceder dependiendo si el gato es cachorro o adulto.

La mayoría de los gatitos tienen el instinto o necesidad de excavar en el lecho o arena, como norma general podemos apreciarlo a partir de los 4 meses de vida. Algunos consejos para fomentar el uso de la arena podemos empezar con una bandeja con borde pequeño para facilitar la entrada y salida del gatito. Podemos incitarlo a entrar intentando mover la arena con los dedos para que despierte su instinto, seguro que por curiosidad intenta imitarnos acto similar al que hacen al enterrar sus necesidades y puede estimularlo a depositar su primera “caca”.

Es recomendable que no toquemos al gatito cuando esté dentro de la caja y que nos reprimamos en cogerlo para ayudar a salir o entrar en la bandeja. El gatito debe encontrar por si solo la mejor forma de entrar y salir. Es también importante no forzarlo. Podemos incentivar su entrada en la bandeja utilizando algún atrayente de los que existen en el mercado o probar con dejar alguna deposición del gatito sin limpiar.

Siempre es recomendable premiar al gato cuando tenga una correcta acción, para ello podemos premiarle con palabras o con algún snack o con esa comida preferida que reservamos para darle como capricho.

Los gatitos también aprenden por imitación así que si viven con su mamá, seguramente se instruyen en usar la caja de arena siguiendo sus pasos. Con lo que nos ahorraremos el tener que enseñarle.

Si el gato que tenemos es adulto y adoptado el entrenamiento puede ser diferente. Pero existe un denominador común entre todos: mantener la caja limpia. Una caja sucia no va a atraer al gato. También influye el tipo de lecho o arena que empleemos.

Si adoptas un gato callejero o que vivía fuera de la casa, acostumbrado a hacer sus necesidades en la tierra, enseñarlo a utilizar la bandeja es un proceso diferente. Debemos recrearle o hacer que su nuevo sitio le recuerde el antiguo. Para ello, tenemos que intentar seguirlo a su “baño” en el patio. Podemos coger un poco de la tierra o césped que utilizaba y colocarlo en la bandeja dentro de la casa. El olor a su baño exterior lo ayudará a encontrar su nuevo sanitario. En un par de días podemos retirar la tierra o hierba.

Seguramente podéis enriquecer estos comentarios con vuestras vivencias o trucos…