calor en perroSegún nos acercamos a la primavera vamos teniendo días de más calor, y como consecuencia vamos (como decía Shrek) quitándonos capas como una cebolla… pero que pasa con nuestros compañeros peludos??? Ellos no se pueden desprender de ropa para quedar más frescos.

Por las características fisiológicas del perro, un perro puede mantener muy bien el calor (perfecto para los climas más fríos o estaciones frías) pero no tienen la capacidad de desprenderse de él, como lo podemos hacer nosotros los humanos a través del sudor (proceso por el cual utilizamos el calor en exceso para evaporar agua en forma de vapor a través de las glándulas sudoríparas  de nuestro cuerpo, esto nos hace bajar y controlar la temperatura corporal)

*Un perro no suda, el único medio que tienen para desprenderse del exceso de calor es a través de la boca, cuando vemos a un perro jadear con la lengua fuera, lo que está propiciando es la evaporación del la saliva, esto es una forma de bajar su temperatura corporal. Pueden mojarse nariz, mofletes o partes del cuerpo sin pelo con la saliva para bajar la temperatura al esta evaporarse al absorber el calor del cuerpo.

 

  • Los perros  con más riesgos y problemas con el calor son como en las personas, los cachorros y los mayores. También hay razas más propensas a sufrir con el calor que otras, no sólo por el pelaje sino también por la morfología de la cabeza, lo braquicéfalos sufren más (bulldogs, bóxer).
  • El cortar el pelo no en todos los casos es recomendable. Por ejemplo en razas de corte como puede ser un Yorkshire, Maltés… si que puede ayudar a disipar el calor, pero en perros que mudan el pelo como puede ser un Mastín, Terranova, Pastor Alemán… es mejor dejarles el pelo sin cortar ya que el manto no sólo les protege del frío sino también del calor. Otro factor a tener en cuenta es el no raparlos ya que la ausencia de pelo puede permitir que los rayos del sol lleguen fácil a la piel y provocarles quemaduras.
  • Golpe de calor en perros, desgraciadamente es un problema año tras año. El animal supera la temperatura corporal normal (38,5-40) y sufre un desvanecimiento incluso puede provocar la muerte. Si viésemos síntomas lo que deberíamos hacer es intentar bajar la temperatura corporal, mediante agua no muy fría, paños húmedos por el cuello, cabeza, ingles, poniéndolo en una zona de sombra y fresca. Humedecer la boca e intentar que beba un poco de agua. Siempre es recomendable que visitéis a un veterinario para que lo reconozca para ver el alcance. Para evitarlo está de más decir que intentar no pasearlo en las horas punta de sol, mejor a primera hora de la mañana o cuando avanza la tarde, no subirlo en el coche si este ha estado mucho tiempo al sol, antes abrir las puertas un rato o poner el aire acondicionado. No dejar las mascotas en lugares sin ventilación y sin agua fresca.
  • Patas… qué sentimos cuando vamos a la playa y pisamos esa arena ardiendo??? Pensar en ello, normalmente vamos con zapatos y no lo notamos. Las mascotas pisan directamente ese asfalto, acera… que puede estar muchas horas al sol y estar ardiendo… sus patitas sufren, pueden llegar a producirles llagas. Ni nos pongamos a pensar si el perro se tumba en un asfalto el shock para la piel de la barriga… los perros instintivamente veréis que si los sacamos a horas en las que el sol reparte justicia el perro tirará de la correa para llevarnos a lugares con sombra o aligerará la marcha para evitar mucho tiempo de contacto.
  • Otro problema que pueden sufrir los perros ante la llegada del calor son los parásitos y mosquitos.  Para esto es importante tener al perro protegido. En el mercado hay infinidad de productos antiparasitarios y repelentes de mosquitos que podemos utilizar.

Por último cuidado en primavera con las orugas de los pinos!!!