Uno de los perros más simpaticones y dóciles de la actualidad es el Bóxer, altamente adiestrable, familiar y protector.

Quién tiene un Bóxer, tiene un tesoro.

Su lejanía genética con el lobo le proporciona una sociabilidad extraordinaria y aunque su fuerte impulso de presa y tamaño le proporcionan aptitudes para guarda o defensa, suelen preferirse otras razas para esas tareas, aún así es recomendable que sociabilices a tu cachorro Bóxer con el máximo de estímulos positivos.

En la historia de esta raza de perro 100% alemana, encontramos a sus ancestros, perros molosos (el Bullenbeisser y el Barenbeisser), cruzados con el Bulldog inglés para obtener individuos capaces de controlar ganado vacuno, convirtiéndolos así en perros boyeros.

Hoy en dia su carácter no es tan fiero y ha dejado las actividades más sangrientas para crecer, dócil en el seno de la familia, siendo protector con los más pequeños y adoptando un carácter mucho más inteligente, dulce, curioso y autodeterminado que le hace preguntar ‘por qué’ ante una orden.

En 1894 se estableció el estándar de la raza. Y aunque solían ser requeridos algunos toques como el corte de orejas para que en sus labores pareciera más fiero, este requisito meramente estético ya está obsoleto, igual que el corte de cola, incluso en muchas comunidades es ilegal realizarlo.

Debido a su morfología tan peculiar, podemos destacar en el Bóxer:

-Braquicefalia.
Llamamos braquicéfalos a los perros con este característico morro achatado. Esta peculiaridad, significa que su paladar está más adentrado de lo normal, cosa que dificulta la respiración y crea ese típico ronquido. Puede producir fatiga, así que habrá que evitar la exposición a calor intenso o ejercicio continuado.

-El blanco en el Bóxer.
Esta característica siempre se da en mayor o menor medida.
Se intentó que los ejemplares de esta raza participaran en pruebas de trabajo, por lo que se redujo en el estándar el porcentaje de blanco ya que era demasiado llamativo para esta tarea. Esta particularidad producida por la ausencia de pigmentación en el caso de perros completamente albinos, produce en un alto porcentaje sordera. Su causa se puede resumir diciendo que se produce por la ausencia de células productoras de pigmento (melanocitos) en los tejidos internos del oído.
En condiciones normales el Bóxer es un perro de un nivel auditivo muy potente, singularidad que se ha destacado para sus tareas como terapeuta, buscador o perro guía.

-Predisposición a patologías.
Puede desarrollar en un porcentaje considerable, mastocitomas (tumores) en edad adulta, problemas cardíacos, displasia de cadera, problemas de párpados, torsión gástrica debido a su talla y con menos frecuencia, la epilepsia.

-Dieta.
A causa de todas estas características, es aconsejable que cuidemos su salud cardiaca, ósea, inmune y neuronal sobre todo en su crecimiento como cachorro, ya que este marcará su fisiología de adulto.
Teniendo esto en cuenta Royal Canin ha desarrollado un pienso para cachorro que refuerza todos estos puntos flacos del Bóxer durante su desarrollo (Royal Canin Bóxer Junior) y de mantenimiento (Royal Canin Bóxer) para adulto, con croquetas diseñadas especialmente para la forma de su boca.

-Actividad.
Como hemos mencionado anteriormente y debido a las características que se han remarcado en la raza, este perro tiene una potencia muscular y actividad considerable como para que lo tengamos en cuenta.
El Bóxer necesita juego, deporte y como la motivación no le falta, sería muy positivo practicar obediencia con él recompensándolo con estas actividades, lo agradecerá y se sentirá mucho más relajado.
Si quieres conocer más acerca del Bóxer, te recomendamos El Libro del Bóxer.

Autor: Irene Serrano