El podenco andaluz proviene de una raza originaria de Andalucía, esta raza es similar a otras razas ibéricas como el podenco canario, el maneto y el podenco orito español.

Hay tres tamaños de podenco andaluz con pelo también distinto lo que puede dar una variedad de 9 ejemplares distintos los tamaños son: pequeño, mediano y grande, y su pelo: cerdeño o duro, sedeño o largo y liso o corto. Los podencos andaluces al igual que el resto de podencos destacan por su desarrollado sentido de la vista, oído y olfato lo que hace de ellos unos excelentes cazadores y son usados por la mayoría de cazadores sobre todo para la caza del conejo.

En los cortijos andaluces antiguamente se usaban los podencos pequeños como cazadores de roedores y los de talla más grande como perros guardianes.

El podenco andaluz tiene una gran inteligencia y es muy sociable, la relación con su dueño es muy cercana y guardará siempre su fidelidad hacia él, muy cariñoso y obediente en todo momento. Suele comportarse muy distante cuando cree que ha sido castigado o reñido injustamente. Uno de los perros más equilibrado y con una memoria ejemplar.

Sus cuidados son muy pocos, pero se aconseja cepillar su pelo todas las semanas y cuidar minuciosamente sus almohadillas para ello puedes utilizar un spray protector de almohadillas. Es un perro muy activo y su actividad física es muy necesaria por naturaleza de modo que es aconsejable que practiques algún deporte con él para que desgaste toda su energía.

Si estás pensando en educarlo tienes que tener mucha paciencia ya que es muy nervioso e inquieto, con paciencia lo puedes conseguir todo con él.

La alimentación dependerá de la talla del podenco andaluz, si es de talla pequeña la mejor alimentación que le puedes dar es el Royal Canin Mini Adult, un alimento completo y equilibrado para la raza, si es de talla mediana Royal Canin Medium Adult y si es de talla grande Royal Canin Maxi Adult, todos estos productos se basan en una alimentación completa, sana y saludable.