A02JAA Man walking dogLos tirones de correa de los perros es uno de los problemas más comunes que podemos encontrar cuando hablemos con cualquier propietario de perros. Aunque parezca mentira somos los mayores responsables de esta conducta ya que preferimos convivir con este problema antes de trabajar insistentemente para evitarlo.

Como todas las buenas conductas de los perros esto requiere trabajo, tiempo, constancia y mucha paciencia para poder obtener los resultados positivos en la conducta de nuestro perro. Lo más importante es darnos cuenta de lo que supone que nuestro perro no tire de la correa, paseos tranquilos y relajados y ser conscientes de que  la convivencia entre nosotros y el perro será mucho mejor si acostumbramos a no tirar de la correa, además de que estamos contribuyendo a que tenga una vida emocional totalmente equilibrada ya que los paseos relajados y tranquilos le proporcionan equilibrio y permiten que se pueda sociabilizar de una manera más natural con otros perros.

Lo mejor y lo más aconsejado es empezar a acostumbrar al cachorro desde el primer paseo con nosotros de modo que se acostumbrará de por vida al hacerlo a tan temprana edad. En el caso de que tu perro ya sea adulto no te preocupes que también es posible acostumbrarlo aunque va a costar un poquito más, pero se consigue.

El perro debe salir muy tranquilo a su paseo, cuando ya te encuentres en la calle es importante que lo pasees por una zona tranquila donde no hayan demasiadas distracciones para él. La correa no es necesario que sea extremadamente corta, podemos cogerla del extremo de manera que quede curvada en forma de U cuando el perro esté situado a nuestro lado y no esté tensionada. Normalmente somos nosotros los que tensionamos la correa si vemos que se acerca otro perro o por cualquier otro motivo, esto es algo que no se debe hacer ya que al tensionar la correa estamos transmitiendo inseguridad a nuestro perro e incitándolo a tirar de ella.

Las correas extensibles no son las más adecuadas para enseñar a nuestro perro, es mejor una correa normal.

Cuando empecemos a pasear con nuestro perro si vemos que nos adelanta debemos dar la vuelta completa cambiando de sentido y con una señal indicarle que nos siga, debemos repetir tantas veces como sea necesario esta operación, de modo que cuando giremos el perro gire con nosotros, en este momento debemos compensarle con algún snack o premio para que sepa que está haciendo bien.

Si el perro intenta adelantarnos y la cuerda está tensionada debemos quedarnos quietos y esperar a que se coloque nuevamente a nuestro lado de modo que podemos continuar el paseo. Repite está operación tantas veces como sea necesario hasta que el perro sepa que cuando tira de la correa no se pasea.

Nuestro cuerpo también juega un papel básico ya que nos colocaremos delante del perro cara a cara no dejándole avanzar hasta que se tranquilice de modo que se quede quieto y sentado usando la correa si es necesario, si el perro quiere cortar nuestro trazado solamente debemos ponernos delante y no dejarle seguir.

Existen unas correas de adiestramiento tipo las que utiliza Cesar Millán, otras correas de adiestramiento con varias anillas muy útiles en estos casos ya que permiten modificar la longitud de la correa e incluso la podemos cruzar en nuestro cuerpo con el perro enganchado al extremo de modo que no llevamos la correa con las manos si no que lo que hacemos es andar cambiando constantemente el sentido de la marcha haciendo que no le quede más opción que seguirnos.

Todas las técnicas son buenas pero lo más recomendable es utilizar la que más cómoda nos resulte a nosotros y si es efectiva insistir tantas veces como sea necesario. Es importante hacer la sesión corta pero durante muchas ocasiones siempre recompensando al perro cuando realice un buen trabajo y jugar con él a la vez que le felicitamos reforzando de este modo mucho más nuestro vínculo.

Todo es posible y hacer que no tire nuestro perro de la correa lo es y de este modo prevenimos malas conductas y mejoramos su relación social además de conseguir pasear tranquilamente con nuestra mascota.