bebes y perrosSeguro que no sabías que los perros que crecen junto a los niños están más sanos y padecen  menos de enfermedades respiratorias como los catarros, tos y rinitis. Las infecciones de oídos muy comunes en los niños se llegan a reducir casi a la mitad, estas conclusiones pertenecen a un estudio en la universidad de Kuopio de Finlandia donde se estudiaron a 398 niños y se consiguió demostrar que los niños que se criaron con perros o gatos padecían mucho menos estas enfermedades.

Los investigadores estudiaron minuciosamente como afectaban las enfermedades respiratorias y otras infecciones a los bebes siguiéndolos de cerca desde el embarazo hasta su primer año de vida, obteniendo sorprendentes resultados.

Uno de los problemas más frecuentes en los bebés es la otitis o la infección de oído y al menos la mitad de los menores de 3 años la ha padecido alguna vez. Aunque es una dolencia habitual en nuestros pequeños los investigadores descubrieron que los bebes que estaban en contacto con perros y gatos lo padecían mucho menos.

Los niños que convivían con perros o gatos resultaron ser mucho más sanos que los bebes que apenas tuvieron contacto con mascotas, los científicos comprobaron cómo los niños que conviven con animales tienen muchas menos afecciones respiratorias y se constipan menos en  invierno. Los niños padecían también menos enfermedades de oídos (50% menos) y requerían de menos tratamientos de antibióticos (30% menos) ya que eran capaces de recuperarse por sí solos según la investigación.

Los bebes que conviven con un perro o un gato tiene más contacto con el mundo exterior, el perro sale a pasear diariamente y está en contacto con variedad de bacterias y los gatos tienen la libertad de poder salir al exterior con facilidad y de este modo traer a casa suciedad cargada de microorganismos. Esto según dicen los investigadores es beneficioso para él bebe ya que fortalece su sistema inmunológico. Sus anticuerpos se refuerzan y el niño crece más fuerte y protegido frente a infecciones y enfermedades. Su sistema inmune se acostumbra a pelear contra los diferentes agentes patógenos y afronta futuras enfermedades con total efectividad,  con esto queremos decir que el niño que vive con un perro o un gato se constipa menos y padece menos otitis ya que su cuerpo está mejor preparado para hacer frente a estas amenazas.

Así que si tienes un perro o un gato puedes estar tranquilo si ves que tú bebe entra en contacto con él porque a la vez que su relación es muy beneficiosa psicológicamente también lo es para su salud. No te preocupes si juega con él o intenta tener un contacto cercano ya que como se ha comprobado hay multitud de beneficios para tu pequeño.

Es muy positivo tener la compañía de un perro o un gato en casa, también cuidan de nuestra salud y son muy beneficiosos para los adultos porque obligan a los dueños a pasear al aire libre y esto cuida su cuerpo y también su corazón. La esperanza de vida de las personas que han padecido un problema cardiaco aumenta cuando conviven con un perro. Los perros y gatos reducen considerablemente que los ancianos padezcan depresión ya que sienten la obligación y responsabilidad de cuidarles y ellos a su vez de darles mucho cariño y hacer que nuestros ancianos se sientan muy queridos, sin duda los perros y los gatos nos hacen más felices.