Zaira nos cuenta la historia de las primeras trastadas de su perra “Picia”:

Me llamo Picia, llegué a casa de mi Zai el 28 agosto del 2011 con un mes y 25 días, que ojo tuvieron para ponerme este nombre “Picia” porque haciendo honor a mi nombre he hecho unas cuantas…

Me empeñé en que en esta casa había que cambiar de modelo de gafas y no paré hasta conseguirlo. Primero me comí una patilla, como vi que estaba tan rica, decidí que una vez puesta debía probar las dos a la vez, y eso fue lo que hice. Las gafas estaban en la mesa y no se como pero llegué a ellas y zas, en mi boca que se pusieron. Solo dejé los cristales, pero la montura y ambas patillas quedaron hechas añicos. Ufff como me regañaron y con razón, pero prometí portarme muy bien y no volverlo hacerlo, eso si, mi dueña no se fía de mi boquita y procura tener las gafas en lo alto para que no vuelva a suceder lo mismo. A lo largo de estos casi dos años que tengo, he hecho unas cuantas “picias” jeje, me encanta hacer agujeros en el jardín, no os hacéis una idea de la cantidad de agujeros que yo solita con mis patas he hecho, mi dueña dice que debo tener el gen de alguna tuneladora, que bien los hago. Ahh y también se me da muy bien saltar puertas, me van a llevar a las próximas olimpiadas a las carreras de obstáculos y salto de vallas.

Soy puro nervio pero a pesar de estas trastadas, de haberme comido el pescado que dejan en la encimera con mucho cuidado y no dejar restos, de comerme tantas cosas ricas que me encuentro en mi casa como las alcachofas o las judías verdes que tanto me gustan, estoy muy feliz con mi Zai que me adoptó y me dio una nueva oportunidad de vivir. Todos me quieren con locura y se lo agradezco, se que para ellos fue complicado perder a su perro de toda la vida “Vences”, pero llegué yo y desde el principio me gané su cariño y su confianza que con las picias que he ido haciendo y seguiré haciendo les saco sonrisas. Me encanta ver cuando mi Zai abre la puerta y me da un achuchón de los suyos y yo me la como a besos, o cuando vamos juntas de paseo y le pongo ojitos y acabamos el rato que quiera jugando juntas en el parque. Tengo tanta energía porque mi Zai me alimenta desde que llegue a su casa con el pienso Royal Canin. Ahora como Royal Canin Adult, lo devoro, está tan rico. Cuando vamos por la calle y me porto bien me da de premio Woolf Snack y claro, así hago lo que me dicen.

 

Picia_Zaira

banner superpiensos 2 on