Los rascadores para gatos son el utensilio indispensable que no puede faltar en tu hogar, además de ser un juguete para tu gato es muy útil para afilar las uñas de tu mascota.

Afilarse las uñas es una de las tareas indispensables de tu gato, es muy importante que lo acostumbres a utilizar el rascador desde muy pequeño para evitar en un futuro que tus muebles, sillones o cortinas sean los utensilios con los que se los afile y que tu gato se convierta en un “terrorista”. Un rascador para gatos es un elemento que si no es usado adecuadamente puede ser un objeto más de nuestra decoración sin función alguna pero bien utilizado puede salvar todos los objetos  de nuestra decoración y aportar paz a nuestro hogar.

Los rascadores para gatos son muy útiles pero muchos de nuestros amigos deben ser educados previamente para que aprendan a utilizarlos. Mucha gente comete el error de ir a una tienda de animales elegir el más grande y bonito para ponerlo en el lugar de la casa soñado y esperar expectantes a que el gato se abalance sobre él y empiece a rascar sus uñas y jugar sin parar. La sorpresa suele sé que como mucho el gato se acerque y haga un ligero rozamiento de lomo para marcar el rascador o un rápido olisqueo para reconocer el elemento y seguidamente no le haga ningún caso más.

Por ello es importante que empieces a acostumbrarlo desde muy pequeñín, nosotros podemos ayudarle haciendo que sus pequeñas patas dejen su rastro impregnado en toda la estructura jugando con palos o cañas de modo que poco a poco nuestro gato entienda y sienta sus beneficios.

Si tu gato ya no es tan pequeño te vamos a dar un par de consejos para que el rascador capte toda su atención. Coge un trapo limpio y frótalo entre sus dedos, los bigotes o por su cara, seguidamente frota con el trapo el rascador de modo que quede su olor impregnado, también te puede servir pulverizar  con feromonas esto es muy atrayente para ellos. También se suelen poner semillas de nip o yerba gatera.

Como a nuestros gatos les suelen gustar mucho las alturas y mirar todo desde ellas, en algunos casos es recomendable un rascador de gran tamaño con plataforma, éstos son muy atractivos, es muy importante que quede bien sujeto al suelo de modo que si tu gato sube no se tambalee, de ser así no subirá más veces.  Si careces de espacio suficiente en casa puedes colorar un rascador más pequeño pero que tenga una altura suficiente para que el gato se pueda afilar las uñas estando de pie. Los rascadores de pared no suelen gustarles mucho, y es muy importante que el sisal esté bien pegado al rascador para que sea duradero y no se deshilache rápidamente.

Un elemento muy útil para la óptima convivencia con tu gato.

Si quieres saber más sobre los rascadores para gato y porque los gatos rascan los muebles de la casa, entra en nuestros post pulsando aquí. Además si quieres ver modelos de rascadores o rascadores recomendados entra en nuestra tienda pulsando en: comprar rascadores para gatos.