¡¡Hola Súperpeludos, bienvenidos un día más al blog!!

Llega el frio y nuestros peludos tienen que estar preparados. Hoy queremos resaltar los puntos más importantes que debemos tener en cuenta.

-El lugar donde duermen. Si duermen fuera de casa (jardín o terraza) es importante que dispongan de una caseta donde poder refugiarse del frio, debemos de asegurarnos que la caseta este bien reforzada para que no deje pasar el frio. Ponerle una mantita para que tenga algo con lo que entrar en calor es la mejor de las opciones.

Comedero y bebedero. Es muy importante tanto en los meses de frio como en los meses de calor, que le cambiemos el agua con frecuencia para que siempre este limpia. Por otro lado es aconsejable que si tu peludo dispone de su comedero y bebedero fuera de casa, en los meses de frío utilice unos de plástico y no de aluminio. Los utensilios de aluminio con el frio se pueden llegar a congelar, si tu peludo pone su lengua las heridas serian muy graves.

La comida de nuestro peludo. Con el frío debemos de aumentar la dosis de alimento de nuestro peludo, el frio hace que nuestro peludo tenga menos energía y este más “dormido”. Añádele a su pienso pechuga (hervida, al horno o a la plancha), salchichas, ternera, salmón, aceite de salmón…

Las articulaciones. Con el frío las articulaciones sufren mucho más, si tu peludo sufre mucho de las articulaciones es importante que no pase mucho tiempo en lugares con mucha humedad. Es aconsejable darle algún suplemento.

La humedad. Es importante no cortar el pelo en los meses de frío, les protege. Si son peludos de pelo corto y vivís en el norte, es muy recomendable ponerles un abrigo que les proteja del frío y la humedad.

-Las almohadillas y las uñas. Es importante mantener las uñas de nuestros peludos cortitas y limadas, así evitaremos resbalones que le puedan causar lesiones. Es importante limpiar e hidratar las almohadillas de nuestros peluditos, el frío se las reseca mucho.

-La hora del paseo. Si el frío no permite esos paseos largos a los que estáis acostumbrados tu peludo y tú no pasa nada, podéis hacer un paseo más corto y realizar unos juegos divertidos y de aprendizaje en casa. Recuerda que lo que tu peludo más necesita es tu compañía y lo que más feliz le hace es que le dediques tu tiempo, no importa dónde.

-Atención a los paseos. Si vives en un lugar donde nieva mucho, evita llevar a tu peludo por lugares asfaltados o peatonales, suelen rociar sal con productos químicos antideslizantes que pueden causarle daños graves en las almohadillas a nuestros peludos.

Abrigaros mucho y tomar cosas calentitas.

¡¡Nos leemos la próxima semana Súperfamilia, muchos lametones!!