ojo de gatoSeguro que tu gato tiene cantidad de juguetes con formas y colores distintos, pelotas de goma amarillas, ratones rojos o verdes, plumas fucsia y violetas, es un poco incomprensible que los fabricantes se esfuercen en ampliar los colores de los juguetes de los gatos cuando desde siempre se nos ha dicho que ven en blanco y negro.

La realidad es que los gatos no ven en blanco y negro pero si son daltónicos. Debido a una falta de conocimientos sobre la estructura real de su retina, los científicos e investigadores han creído hasta hace unos años que los gatos solo veían en blanco y negro.

La retina del gato presenta al igual que la nuestra, bastones, fotorreceptores muy sensibles a la luz, conos y células sensibles a los colores. La proporción de estos conos y su variedad son muy limitadas si las comparamos con las nuestras. El gato puede distinguir el azul y el verde pero probablemente no puede distinguir el rojo del naranja y por supuesto no puede distinguir los matices. Como los daltónicos confunden el rojo, el verde y el amarillo, ven algunos colores pero no tienen importancia ni significado para ellos.

También es desconocido para muchos propietarios de gatos que durante los primeros días de vida los gatos cuando nacen son ciegos y sordos, su universo sensorial se basa en el olfato y el tacto. Sus ojos y sus oídos no empiezan a abrirse hasta 1 o 2 semanas después de nacer. Normalmente las hembras son un poco más precoces que los machos. Como en los bebés, el iris tiene un color azulado y sobre los 20 días fija su color definitivo.

No consideres que tu gato tiene una discapacidad por no poder diferenciar algunos colores ya que para la caza no es necesaria. Los gatos suelen actuar por la noche y como por la noche “todos los gatos son pardos” los colores desaparecen y no son necesarios para la captura de sus presas. Por el contrario su ojo es sensible para a los contrastes luminosos y a los movimientos tanto de día como de noche.