perros con artritisEn los inicios de la enfermedad puede que te sea muy difícil detectar si tu perro sufre o no artrosis canina ya que ellos mismos compensan los cambios que van sufriendo sus articulaciones y van haciendo más presión sobre las partes sanas de su cuerpo de modo que es difícil que lo detectes al igual que le ocurre al mismo veterinario y realmente no se detecte el dolor que sufre el perro.

Muchas veces la cojera de nuestro perro o cualquier anomalía en el apoyo de partes de su cuerpo pueden ser intermitentes o poco evidentes.  Todavía puede que des largos paseos con él e incluso que puedas seguir jugando con su juguete preferido ocultando el dolor que padece y no mostrarlo en ningún momento.

Pero hay que decir que a medida que avanza la artrosis todo va empeorando, va aumentando el grado de degeneración articular y ya el dolor es más evidente, sus cojeras son mucho más continuas y vamos observando que no es tan fácil para él moverse e incluso puede que se queje si lo tocas en alguna de las articulaciones que ya tenga afectadas.

Para detectar si tu perro puede padecer artrosis  te vamos a dar algunas claves que son bastante fáciles de observar ya que puede que acontezcan cada día mediante sus movimientos.

*Uno de los síntomas suele ser que no está tan predispuesto a los juegos, a realizar el ejercicio cotidiano que venías practicando con él hasta hace poco o incluso no quiera ni levantarse en alguna ocasión para salir a dar su paseo para hacer sus necesidades.

*Otro síntoma clave es si tiene dificultad para subir escaleras o incluso tumbarse, estos movimientos tan sencillos suelen ser los más costosos para perros con problemas de artrosis, notarás que lo hace muy lentamente y con posturas realmente forzadas.

*Disminuye considerablemente su apetito en muchas ocasiones ya que el malestar general es tan grande que no tienen apetito y prefiere permanecer tumbado largas horas.

*Puede que encuentres grandes cambios en su carácter como que esté más nervioso que de costumbre por la noche e insomnio, irritabilidad e incluso algún acontecimiento de agresividad nunca antes apreciado en él, se irrita si le acaricias sobre todo si estás acariciando zonas con articulaciones ya afectadas por la enfermedad.

Hay que tener en cuenta también que en algunas ocasiones la edad avanzada y el sobre peso puede desencadenar en la limitación de sus movimientos y en la pérdida de su calidad de vida pero nunca deben producir sufrimiento y dolor.

Para poder ayudar a tu mascota es fundamental entender que es la artrosis, la artrosis suele aparecer debido a la degradación del cartílago que recubre la parte interior de las articulaciones e incluso el mismo hueso. Las articulaciones afectadas pierden su elasticidad y provocan un dolor que impide que el perro se pueda mover con la misma facilidad que lo hacía hasta hace poco disminuyendo paulatinamente su calidad de vida.

Cuando aparece la enfermedad es crucial reaccionar lo antes posible y establecer junto con tu veterinario un tratamiento para controlar el dolor que pueda estar sufriendo tu mascota y que a su vez impida la extensión de la enfermedad,  si no es así inevitablemente el proceso irá empeorando y se irá complicando el tratamiento de los síntomas e irá haciendo mucho más difícil y dolorosa la vida de tu perro.

En algunas ocasiones se cree que la edad es la causa de la enfermedad y no es así, normalmente se produce por un desgaste anormal que sufren los cartílagos articulares con el paso del tiempo por una alteración persistente como la displasia, traumatismos, cirugía articular o sobreesfuerzo articular. De hecho hay casos de artrosis en edades más tempranas después de sufrir algún traumatismo o debido a alguna malformación hereditaria.

Es importante que mantengamos el peso de nuestro perro ya que la sobrecarga continuada producida por la obesidad es una de las más razones más frecuentes que desencadena a la artrosis.

Si tu perro tiene artrosis no te preocupes ya que hay una gran cantidad de tratamientos que pueden hacer que la vida de tu perro sea mucho mejor, existen fármacos para evitar el dolor e incluso alimentos como Royal Canin Mobility Support que ayudarán a reforzar sus articulaciones y proporcionará mejor movilidad a tu mascota, tambien hay supelentos naturales o el Articulaciones flexibles para perros y gatos del laboratorio Beaphar, lamentablemente no hay una solución a la artrosis pero si podemos hacer más fácil la vida de nuestra mascota.