gato frotandose en las piernasLos gatos son una ternura constante con nosotros y les encanta frotarse en nuestros tobillos ronroneando cuando nos reciben en casa, cuando entramos en la habitación donde se encuentran o cuando les preparamos la comida…

La acción de frotarse que nosotros interpretamos como un gesto de afecto o de acercamiento cariñoso para los gatos es en primer lugar una forma de marcaje, igual como otros mamíferos los gatos tienen un sistema olfativo secundario denominado órgano vomeronasal capaz de detectar sustancias químicas como las feromonas.

Las feromonas intervienen directamente en el marcaje territorial o sexual, y algunas tienen una función muy particular en los gatos ya que son feromonas de  familiarización o feromonas faciales que son secretadas por unas glándulas presentes en sus mejillas y labios. Cuando se rozan con nosotros son depositadas por el roce de su cara tanto en nosotros como en diferentes objetos como el sofá, una alfombra o la pared del pasillo.

Estas marcas son muy tranquilizadoras para los gatos ya que todo lo que haya marcado es algo muy tranquilizador para él (estoy seguro en casa o estás en mi grupo social) frotar su cabeza, después sus flancos y finalmente la cola sobre cualquier individuo (hombre o animal) que convive o comparte territorio con él, lo calma y este olor le aporta mucha seguridad.

A medida que este olor va desapareciendo el gato se siente con la obligación de repetir el gesto que con frecuencia es un ritual asociado a varias situaciones como nuestra llegada a casa, la preparación de su comida o el cambio en el arenero.

De modo que si tu gato se frota contra tus piernas y los objetos de casa no se lo impidas ya que si este comportamiento remitiera indicaría malestar por su parte y deberías acudir a un veterinario. Los gatos cuando dejan de hacer marcaje suelen demostrar de este modo los primeros signos de ansiedad de modo que si se sigue frotando es un signo de que todo va bien.