Un prebiótico es una fibra fermentable que resisten la digestión de las mascotas y que pueden llegar intactos para ser fermentados en la última parte del intestino, el colon. No todas las fibras pueden considerarse prebióticos ya que además deben promover el crecimiento de las colonias bacterianas beneficiosas. Normalmente los prebióticos son hidratos de carbono de cadena corta, los mas conocidos son los FOS (fructo-oligosacáridos) y la inulina.

Un producto prebiótico debe cumplir una serie de requisitos tales como ser resistente a la digestión del estómago  y a ser absorbido por el intestino delgado, los prebióticos deben llegar intactos al colon que es donde sirve de sustrato (“alimento”) para las bacterias, estimulando el crecimiento de las bacterias beneficiosas del colon.

La fermentación por parte de las bacterias saludables que residen en la parte última del aparato digestivo (el colon) fragmentan y transforman estas fibras produciendo aceidos grasos de cadena corta como el butírico que constituye una importante fuente de energía para las células del colon.

Los prebióticos FOS, inulina… suelen estar de forma natural en vegetales como la cebolla, ajo, espárragos…  como no todos los piensos o alimentación animal llevan estos prebióticos en su formulación, es recomendable suministrar sobre todo en épocas de cambio de estación o en estados de decaimiento un aporte extra como el que nos da Viyo Fortalece que es un compuesto de prebióticos, ácidos grasos esenciales como los omega 3 y 6 a parte de vitaminas. si quieres mas información sobre Viyo Fortalece pincha aquí.

Viyo Fortalece