¡¡Hola Súperfamilia!! Bienvenidos una semana más a nuestro Blog. Esta semana traemos unos roscos muy crujientes y sabrosos, tu peludito los devorará y te suplicará, poniéndote ojitos, que le hagas muchos más.

Estos roscos están genial como premios, ya que una vez los tengas listos puedes partirlos en cuatro o más trozos, y dárselos mientras realizáis actividades como recompensa.

Si preferís cualquier otro topping podéis cambiarlo, la base de los roscos crujientes permite cualquier sabor.

Con las cantidades que indicamos en los ingredientes, salen entre 18 – 22 unidades de roscos crujientes.

INGREDIENTES

-Canela (1 Cucharadita)

Aceite de salmón (1 Cucharadita)

-1 Huevo

-Suplemento para las articulaciones (1 Cucharadita)

-Harina (2 vasos de la medida del yogur)

-Agua (1 vaso)

TOPPING

-1 Plátano

-Mantequilla de maní (2 cucharadas soperas)

– 1 Yogur natural (Sin lactosa)

Snack de Alpha Spirit sabor “Higado”  

Snack de Woolf sabor “conejo”  

MODO DE EMPLEO

Necesitaremos un bol grande donde poder batir todos los ingredientes sin que se nos salgan al meter la batidora.

En primer lugar añadimos el huevo, sin batir el huevo le añadiremos la harina, una cucharadita de suplemento para las articulaciones,  una cucharadita de aceite de salmón, una cucharadita de canela y el vaso de agua (si vemos que la masa necesita un poco más de agua, añadiremos muy poco a poco hasta que nos quede la textura de la fotografía).

Cuando tengamos la masa ya lista con la batidora, en una tabla de madera o en la misma encimera de la cocina, ponemos harina y nuestra masa ya casi lista. Añadiremos la harina necesaria para que no se nos peguen nuestros roscos crujientes. Cuando tengamos lista la masa la estiraremos con un rodillo. Una vez la tengamos bien estirada con un tazón grande haremos la forma de los roscos y con el tapón de una botella de agua haremos  los círculos de dentro del rosco crujiente.

Precalentamos el horno a 200º.

En la bandeja de horno extendemos papel de horno y encima iremos colocando nuestros roscos crujientes.

Bajaremos la temperatura a 180º y los hornearemos de 15 – 20 minutos (dependiendo de cada horno).

Mientras nuestros roscos crujientes se hacen en el horno, vamos a ir preparando el topping.

TOPPING

En un bol pequeño introducimos el yogur, las dos cucharadas soperas de mantequilla de maní y el plátano, lo trituramos todo.

Cuando veamos que los rocos crujientes están empezando a dorarse los sacaremos del horno y los dejaremos enfriar quitándolos de la bandeja de horno.

Cuando ya estén a temperatura ambiente los iremos bañando de nuestro sabroso topping. Para decorarlas hemos utilizados dos snacks que son muy ricos y nutritivos, los hemos ido colocando por encima de los roscos crujientes.

En la receta de las Dogdalenas tenéis la receta de la mantequilla de maní 100% casera.

¡¡Y ya tendríamos nuestros súper premios deliciosos!! Fáciles y rápidos.

Aviso: no pueden pasar más de 3 días para comerlos. Mantenerlos en la nevera.

Que disfrutéis del buen tiempo con vuestros peluditos Súperfamilia. Nos leemos la semana que viene. ¡¡Muchos lametones!!