¡¡HOLA SÚPERPELUDOS!! Bienvenidos una semana más al blog.

Hoy queremos hablar de las protectoras de animales y de los voluntarios.

Un refugio de animales es un lugar donde se acogen peludos sin hogar, suelen ser peludos abandonados y maltratados.

El trabajo de las protectoras es sanar a los peludos heridos, alimentarlos, ayudar a los que sufren de inseguridades y miedos con el adiestrador (casi todas las protectoras disponen de un adiestrador voluntario), y mucho muchísimo amor.

Y su finalidad es encontrarles una familia que los quiera y les de amor, mucho amor. Ellos solo te piden una cosa, cariño.

Una de las partes más importantes de una protectora son los voluntarios, ellos cumplen una función altruista para ayudar a los peluditos. Esta figura es necesaria debido a la escasa financiación con la que cuentan las protectoras. Siempre están hasta arriba de trabajo y también están siempre desbordados de peludos.

Las protectoras de peludos son instituciones imprescindibles en nuestra sociedad. Son las encargadas de proteger, cuidar y defender a los peludos abandonados o maltratados.

Si necesitan asistencia médica o medicación ellos se hacen responsables, pero eso no significa que puedan permitírselo. Como ya hemos comentado antes, las protectoras son instituciones sin ánimo de lucro. Cuando esto ocurre y necesitan dinero para poder hacer frente a las facturas de los peluditos que van llegando, solo pueden hacerlo mediante ayudas económicas (las ayudas es todo el dinero que los voluntarios y personas con un gran corazón donan).

Para conocer un poco más a fondo a un voluntario te vamos a contar un poco más detalladamente cuál es su función.

Los voluntarios son personas de donan su tiempo, su esfuerzo y su paciencia. Lo hacen de manera gratuita, no tienen remuneración económica por su trabajo.

Los voluntarios son personas con un gran corazón que deciden regalarles su tiempo y su amor a estos peluditos de cuatro patas.

Podemos decir que son personas que no cobran económicamente nada, pero que el trabajo que realizan con estos pequeños les llena el alma y el corazón, y eso no está pagado.

Realizan trabajos de limpieza, ellos son los “encargados” de limpiar los refugios donde duermen y viven. Es muy importante que estos se limpien a diario, ellos viven allí y debe de estar todo limpio para evitar cualquier enfermedad. La higiene es muy importante.

Es importante limpiar diariamente los comederos y bebederos, así evitaremos mosquitos y bichitos.

Los voluntarios son los que se encargan también de pasear a los peluditos, cierto es que reciben muchas buenas personas con algo de tiempo libre que se ofrecen a pasear a estos pequeños que se pasan el día encerrados en jaulas.

Con que le regales un paseo donde pueda disfrutar de los olores, del aire fresco, de lugares diferentes y donde pueda correr un poco, ellos más que agradecidos y felices.

Las casas de acogida, son de las cosas más importantes de una proyectora, los voluntarios. Los voluntarios son personas que abren las puertas de su hogar a un pequeño peludo que necesita una atención o un cuidado especial que no le pueden ofrecer en la protectora.

Suelen ser peludos con problemas, que sufren de un miedo muy grande, que tienen algún trauma o que necesitan un lugar tranquilo y con amor donde recuperarse de lo que le hayan realizado en el veterinario.

Algunos peludos necesitan asistencia medica nada más llegan al refugio, muchos de ellos son maltratados y con ello le sumamos los miedos que traen con ellos. Una vez el peludito se recupera y le encuentran un hogar, la casa de acogida de despide del peludito para así poder acoger a otro. Por todo esto y mucho más son tan importantes las casas de acogida.

Recaudación de fondos, muchos voluntarios se dedican única y exclusivamente a este fin.

Las protectoras de animales necesitan fondos económicos para poder afrontar las facturas y poder pagar la comida y los medicamentos que necesitan los peluditos.

Hay protectoras que son asociaciones y necesitan socios para poder seguir funcionando, otras acuden a mercadillos y venden productos hechos por ellos mismos (camisetas, llaveros, tazas, etc…). Otras aprovechan las subvenciones y patrocinios para hacer frente a las facturas.

Los dueños de negocios (gasolineras, supermercados, peluquerías, etc…) también pueden ayudar facilitando una hucha a sus clientes donde indique donde va destinado ese dinero, rifando cenas, sorteando productos…

Los negocios que más ayudan a las protectoras son las propias tiendas de animales, realizan sorteos, hacen mercadillos y realizan donaciones en grandes cantidades de sacos de pienso.

Si no eres voluntario, deberías. Te llenarán el corazón y el alma.

“Salvar a un animal no cambiara el mundo, pero si cambiara el mundo de ese animal”.

Feliz viernes Súperfamilia, disfrutar mucho del fin de semana.

Nos leemos la próxima semana, ¡¡MUCHOS LAMETONES!!