pipi_fuera_casaA primera vista parece una tarea difícil pero es todo cuestión de constancia y mucha paciencia, no debes usar nunca usar el castigo y premiar siempre que hayamos logrado el objetivo para que el cachorro se sienta recompensado, lo ideal es empezar cuanto antes ya que los perros se guían por costumbres y esta es una costumbre que va a realizar varias veces al día por lo que la práctica está asegurada. No es algo que se pueda lograr de hoy para mañana pero con dedicación y mucha constancia lo lograrás.

Si tu cachorro está en el período de vacunación no podrás sacarlo a hacer sus necesidades a la calle por lo que empezaremos el proceso en casa. Habilita una zona donde quieras que tu cachorro haga sus necesidades sobre un periódico o bien en una bandeja destinada para esto, un lugar cómodo para los dos. Las primeras veces es normal que el cachorro no se dirija al periódico para orinar, por lo que cuando lo haga fuera del periódico empápalo con su orina o con un educador para cachorros y de este modo siempre irá a orinar sobre su anterior orín o liquido educador. Intenta colocarlo lejos de donde tiene su comedero y bebedero. Tendrás que observar al cachorro para entender sus movimientos, normalmente suelen orinar o hacer sus necesidades justo después de comer. Si tu cachorro da vueltas en círculo es porque tiene intención de hacer sus necesidades, intenta llamar su atención o bien con un silbido o con una fuerte palmada para distraer su atención y llevarlo hacia dónde está colocado el periódico.

Una vez hayas conseguido el objetivo prémialo con dulces palabras, acarícialo y dale un snack de perro para que entienda que lo ha hecho correctamente. Déjale un margen de una semana para que practique más y tenga más claro el fin.

Si en algún caso debes cambiar la bandeja con hojas de periódico a otro lugar de tu hogar no lo hagas de golpe y ve moviendo unos 40 cm cada vez hasta llegar al lugar que deseas asignarle nuevo, para él nada habrá cambiado y no se dará cuenta de que se encuentra en un lugar nuevo.

Si tu cachorro se resiste ten mucha paciencia es cuestión de tiempo, parecerá que no lo vas a conseguir per al final con constancia lo lograrás.

Cuando tu veterinario te indique que ya puedes sacar a tu mascota a la calle tienes que empezar a sacarlo varias veces al día ya que un cachorro de 2 meses no puede aguantar más de  3 o 4 horas sin hacer sus necesidades, esto irá variando según vaya creciendo hasta conseguir sacarlo más o menos 4 o 5 veces al día en todo caso no lo presiones y dale su tiempo no es una estadística exacta para todos los perros, intenta que siempre sea sobre las mismas horas para que él sepa más o menos cuanto le queda para salir a la calle y consiga poco a poco aguantar hasta su salida sin hacer nada en casa. Si pasado el tiempo tu cachorro tiene ya 4 o 5 meses y sigue sin aguantar bien consúltalo con tu veterinario para descartar un posible problema de incontinencia. Lo ideal es que lo saques 10 o 15 minutos después de que haya comido que es más o menos cuando tendrá ganas.

No utilices el castigo, está comprobado por todos los especialistas mundiales  que no sirve de nada el humillar a tu mascota durante el aprendizaje por ejemplo acercando su hocico al orín o a sus necesidades o usar un periódico o revista para pegarle con él ya que esto no hará que consigas el objetivo pero si puedes crear un trauma en tu mascota sin conseguir ningún resultado, es mejor que le digas un “no” contundente y sigas premiándolo cuando lo haga bien, como ya hemos comentado la paciencia es una genial aliada para estos casos.

Una vez ya haga todas sus necesidades fuera de casa puedes empezar a retirar los periódicos de modo que asociará la salida con el momento de hacerlo, es importante que siempre recojas los excrementos de tu mascota ya que si tienes niños no querrías que tuvieran alcance a ellas y a coger enfermedades que suelen transmitir además de mantener la calle y los parques limpios para todo el mundo.