gato con cristalesUn porcentaje muy elevado de gatos padece de esta enfermedad, cada vez es más común en nuestros felinos. Entre las enfermedades que se suelen localizar en las vías urinarias inferiores de los gatos se incluye el síndrome urológico (FUS) y una variedad de otros desórdenes que afectan a los gatos.

Para poder detectar si tu gato padece o no esta enfermedad es muy importante que le observes para poder facilitar la máxima información a tu veterinario de modo que pueda tener un acertado diagnóstico.

Cuando los gatos sufren enfermedades en las vías urinarias inferiores su comportamiento suele ser anormal. Te darás cuenta enseguida ya que es muy común que orine en lugares no muy habituales o que vaya muy a menudo a su bandeja para orinar. Verás que intenta orinar y hace un gran esfuerzo cuyo resultado en muchos casos es que no lo consiga y no orine nada. En cuanto detectes esto debes comentarlo cuanto antes con tu veterinario ya que es un síntoma claro de cristales en la orina.

En muchas ocasiones orinar les produce dolor y quizás le oigas quejarse al orinar u observes que se relame con exceso su zona genital. El tono de la orina también es importante, si ves que es anormal, de un tono oscuro, sangriento o con un fuerte olor amoniacal es otra señal clara. Podemos incluir también la anorexia, letargia, depresión, vómitos ocasionales e incluso diarreas.

Cuando tu veterinario examine a tu gato para determinar la gravedad de su enfermedad urinaria puede que incluya una palpitación suave del abdomen del gato para averiguar si la vejiga está llena, señal de que el tracto urinario está bloqueado. En la gran mayoría de los casos hay que realizar pruebas paralelas como un análisis de orina para evaluar los distintos elementos que pueden estar presentes en la orina como la formación de cristales, células de la sangre y bacterias. Las radiografías son otro de los medios para que el veterinario decida si la obstrucción de orina se ha producido realmente y cuando.

Casi la gran mayoría de enfermedades en las vías urinarias inferiores de los gatos son procesos desarrollados por una inflamación de las membranas interiores de la vejiga, la uretra e incluso ambas. En muchos de los casos estos problemas han  sido causados por los cristales que se han formado en la orina. Los cristales pueden bloquear parcialmente fragmentos de la vía urinaria y hacer muy doloroso el momento de hacer sus necesidades fisiológicas. Si la obstrucción es total puede que se presente un envenenamiento urémico que conducirá a un coma o incluso a la muerte, por ello es tan importante que al mínimo síntoma acudas al veterinario.

Una combinación de factores puede dar lugar a la causa de las enfermedades en las vías urinarias inferiores en los gatos, se ha investigado mucho sobre el tema y se cree que el estrés, la obesidad, el confinamiento, la infección (bacteriana y vírica), las anormalidades anatómicas, la genética y la dieta son factores que pueden tener un papel importante en los desórdenes urológicos. Parece ser que las patologías en las vías urinarias son distintas entre los machos y las hembras, los machos tienen más tendencia a los bloqueos de la uretra mientras las hembras sufren con más frecuencia ataques de cistitis.

Es muy importante que el gato beba mucha agua para que orine regularmente y que tenga una buena alimentación (puedes visitar el articulo “Alimentación y piensos para el tratamiento de enfermedades urinarias” donde estuvimos hablando de ello) ya que esto ayuda a prevenir la enfermedad.