Los problemas urinarios son muy a nuestro pesar, algo medianamente común en gatos y en algunos perros. Sobre todo andaremos con mucha más precaución en razas de perro como el Dálmata y en gatos esterilizados.

Los piensos de la gama veterinaria de Royal Canin Urinary están especialmente formulados para el tratamiento de enfermedades urinarias, como terapia de choque, a largo, corto plazo o de por vida, que dependen directamente del tipo de dieta, individuo y circunstancias.
Con los piensos Urinary trataremos las enfermedades del tracto urinario inferior  y algunas relacionadas con el sistema renal siempre bajo la supervisión e indicación de nuestro veterinario, ya que un tratamiento demasiado prolongado, corto o equivocado puede provocar el empeoramiento de nuestra mascota.

Todos los que conocemos los piensos Urinary nos hemos preguntado alguna vez…
¿Qué significa S/O y U/C?
Bien pues estas siglas hacen referencia a los cristales de Estruvita y Oxalato por un lado y Urato y Cistina por otro.
Son el tipo de cálculos urinarios que obstruyen el sistema urinario de nuestro perro o gato, pudiendo causar daños graves si no se tratan a tiempo, aumentando de tamaño, inflamando, desgarrando tejidos e intoxicando al animal por la contención de residuos que pasa a la sangre y de ahí a todos los órganos del cuerpo.
Es por esto la importancia de una dieta veterinaria adecuada que disuelva o mantenga a ralla estos cristales formados por algunos minerales, facilitados por el pH de la orina, tanto como no iniciar estos tipos de dietas si el animal tiene alguna patología que lo contraindique.

URINARY S/O
Royal Canin Urinary S/O para perro o gato, está indicado en casos de desajustes relacionados con el sistema urinario inferior sin llegar a ser identificados los cálculos o cistitis, es por tanto nuestra  primera opción.
Royal Canin Urinary S/O Small dog tiene las mismas indicaciones con el matiz de que está específicamente formulado para perros de talla pequeña.
Regula el pH, protege la mucosa de la vejiga y disuelve los cristales de oxalato y estruvita, aumentando el volumen de ingestión de agua y micción.

HIGH DILUTION
Royal Canin Urinary High Dilution Cat es un pienso especialmente indicado como terapia de choque para gatos con cálculos de estruvita y oxalato cálcico o recidivas.
En el Centro de Investigación de Royal Canin se comprobó que con esta dieta los cálculos de etsruvita se disuelven en 17 días.
Este pienso desatura y diluye la orina, aumentando el volumen de ingestión de agua y micción para una correcta disolución de los cristales  y acidificación del pH de la orina del gato, reforzando también con glicosaminoglicanos (GAG) que ayudan a reforzar la mucosa de la vejiga impermeabilizándola y reduciendo la inflamación y el dolor.

MODERATE CALORIE
Royal Canin Moderate Calorie es un pienso formulado para gatos con sobrepeso o tendencia a la obesidad y problemas urinarios, siempre bajo la recomendación de nuestro veterinario y asesoramiento nutricional.
Con un mayor contenido en fibra y un consumo moderado de grasas, también regula el pH, protege la mucosa de la vejiga y disuelve los cristales de oxalato y estruvita, aumentando el volumen de ingestión de agua y micción.

U/C LOW PURINE
Royal Canin Low Purine es un pienso de dieta veterinaria pudiendo ser indicado de por vida.
Diseñado especialmente para perros con riesgo de sufrir urolitos metabólicos (como el Dálmata), como tratamiento de urolitos recurrentes, como soporte para perros con leishmania tratada con inhibidores de la xantina (alopurinol) y para tratar cálculos de cistina.
Contiene proteínas bajas en purina, alcalinizando la orina para reducir la formación de cálculos, refuerza el efecto barrera de la piel, reduce las perdidas transepidérmicas de agua, contiene proteína de alta calidad y bajas cantidades de sodio para reducir los cristales de cistina junto con un complejo de antioxidantes que evitan la degeneración temprana y fortalece las defensas del perro.

Las dietas húmedas de Urinary son siempre recomendadísimas debido a la hidratación que estas aportan al animal, sobre todo en los que no suelen beber la cantidad adecuada de agua o en casos de enfermedades urinarias avanzadas por la saturación y deshidratación interna y externa que estas patologías producen.

Debido al trabajo orgánico que provoca, el tratamiento de choque recomendado tiene una duración de 5 a 12 semanas y en caso de recidivas puede llegar hasta 6 meses en gatos. En perros por lo menos 1 mes hasta el siguiente control, siendo el mínimo 6 meses para el tratamiento de cálculos de urato y de por vida en ciertos individuos.
Tras su finalización se recomiendan piensos de mantenimiento con proteínas de alta calidad y alimento húmedo con unos niveles apropiados, todos ellos ajustados al modo de vida e individuo para evitar la reaparición de cristales.
Antes de su administración asegúrate de no estar contraindicado para tu mascota por otras patologías o circunstancias.

Si tienes alguna duda envia un correo a info@superpiensos.com y te ayudamos con tu elección o bien entra en nuestra web y busca el que más se adapte a tu máscota entre Royal Canin Urinary para Gato y Royal Canin Urinary para Perro.

Autor: Irene Serrano