La educación de nuestro perro conlleva una gran responsabilidad y dedicación, por suerte hoy en día cada vez estamos más concienciados de la importancia del refuerzo positivo en nuestros amigos. Debes tener paciencia y pensar que con dedicación y tiempo todo se consigue. Tenemos grandes aliados que nos pueden ayudar como nuestro cariño, las muestras del mismo, el juego y la comida. Sin ninguna duda la comida juega un gran papel y es la más recurrida por todos.

Para evitar sobrealimentar a nuestros amigos tenemos la opción de los snacks, son muy recurridos y todos los propietarios de mascotas los conocen, son muy cómodos de administrar y muy efectivos, la comida es efectiva pero a la larga puede generar sobre peso en nuestro perro. No obstante es muy recomendable tener en cuenta algunas cosas cuando demos snacks a nuestros amigos.

  • El propietario debe tener claro que los snacks son premios puntuales con la idea de remarcar a nuestro amigo un buen acto. No deben ser sustituidos por su alimentación habitual en ningún caso ya que aunque le estemos ofreciendo un snack natural nunca va a poder sustituir su alimento ya que no contienen todo lo necesario para su correcto mantenimiento.
  • Como hacemos con su pienso habitual, debemos elegir un snack lo más natural posible que no contenga conservantes, colorantes o aditivos químicos, un snack elaborado con ingredientes sanos y naturales. Es mejor ofrecer un snack que un trozo de carne que nos a sobrado de nuestro plato, recuerda que puede repercutir en la salud de tu mascota produciendo obesidad y trastornos digestivos importantes. Si le vas a ofrecer algo de comida puede ser jamón cocido, algún trocito pequeño de queso o fruta.
  • El tamaño del snack es importante ya que debe ser adecuado para la morfología de nuestra mascota. No debe ser muy grande en el caso de que nuestro perro sea pequeño ni muy pequeño si nuestro perro es grande y hemos de intentar racionarlo bien y no atiborrar a nuestro amigo ya que le costará mucho comerlo y digerirlo de manera correcta. Debemos elegir un tamaño acorde al tamaño de nuestra mascota.
  • Si tu mascota ha realizado una buena acción o quieres afianzar un buen comportamiento debes premiarle nada más la realice para que comprenda y asimile que es correcto lo que está haciendo, normalmente en los inicios debemos ofrecer bastantes snacks hasta conseguir el objetivo (digamos comprar su confianza), por ello te recomendamos reducir un poco la cantidad de pienso que le sueles suministrar al día hasta reducir los snacks y volver a su ración habitual, de esta manera evitaremos la obesidad en nuestra mascota. Una vez vaya conociendo lo que debe hacer iremos reduciendo la cantidad de snacks y únicamente los ofreceremos justo después de hacerlos para que mantenga la motivación.
  • Para que no se acostumbre y sea divertido te recomendamos tener un mínimo de 3 o 4 variedades de snacks, siempre hay un snack que gusta más que otro y por ello debes reservar el que más le guste para las pruebas o acciones más difíciles, te lo agradecerá y tu conseguirás el objetivo.
  • Es importante nuestra muestra de cariño acompañando nuestra mano para acariciarle y decirle “”muy bien, lo has hecho genial””, de esta manera cuando vayas reduciendo la cantidad de snacks estas muestras de cariño también reforzarán de manera automática su conducta.

Los snacks son poderosos en la educación canina y refuerzan cualquier conducta deseada y a veces complicada. Siempre ofrece snacks de calidad que aporten proteínas, vitaminas y minerales a tu mascota, vigila las cantidades para no sobrepasar su alimentación y desencadenar obesidad. Ayúdate del cariño, los juguetes y los premios y conseguirás junto con tu mascota todo lo que te propongas de manera fácil y saludable.