perros sordosLa sordera en perros es un problema que aparece con bastante frecuencia. Puede aparecer en cachorros, generalmente es hereditaria o congénita y suele producir una pérdida de audición entre las 3 y 4 semanas de vida, debido a un proceso degenerativo del oído interno. Muchas razas pueden estar afectadas por esta enfermedad, como por ejemplo el boxer, collies, maltés, jack rusell, papillon…

  Un caso especial es el Dálmata y las razas, en general de pelo blanco. Hay que decir que el color verdadero del dálmata, es el color de sus manchas, es decir el color negro. Las partes blancas del dálmata provienen de piel sin pigmento que produce el pelo blanco. Si hay piel sin pigmento en el oído interno las terminaciones nerviosas se atrofian y mueren durante las primeras semanas de vida del cachorro, produciendo la sordera

  La sordera también puede aparecer de forma tardía en animales adultos, y generalmente de forma progresiva, al igual que ocurre en las personas debido a un proceso degenerativo. Esta sordera adquirida la encontramos en perros con una edad avanzada.

  Otras causas de sordera adquirida pueden ser otitis externa, neoplasias o traumatismos en el oído. A veces la sordera puede ser temporal debido a un tapón o acumulo de líquido. También puede afectar únicamente a un oído o bien a ambos oídos.

 ¿Cómo detectamos si un perro padece sordera?

  Cuando un perro deja de reaccionar al oír un ruido que habitualmente despertaba su interés o bien tiene dificultades para localizar la procedencia de un sonido, probablemente esté perdiendo audición. Esto es muy fácil de comprobar en casa haciendo ruido con las llaves, el plato de comida de su mascota o bien cualquier juguete de los niños u otros objetos que no causen ninguna vibración ni agiten el aire. Normalmente el perro debería mostrar algún tipo de interés, si el perro es sordo ni se alterará ni mirará en la dirección de los sonidos. Si usted sospecha que su mascota pueda padecer algún tipo de sordera, es mejor que acuda a su veterinario para que le haga un diagnóstico más preciso.

 Cuidados de un perro sordo

  Primeramente hay que decir que un perro sordo no es un perro peligroso, ni desobediente ni agresivo, únicamente habrá que tener una serie de cuidados, por ejemplo llevarlo siempre atado por la vía publica , y si fuera posible, sobre todo en el caso de los cachorros un buen adiestramiento basado en un lenguaje de señas o signos con las manos y expresiones faciales para que aprenda las normas básicas , como sentarse, esperar, parar…A medida que le perro entienda las normas básicas se van agregando nuevas palabras o signos, siempre de uno en uno.

  Si en casa el perro tiene acceso al jardín, es importante tenerlo bien vallado para que este no pueda escaparse. También resulta interesante colocarle al perro una campana o cascabel para saber donde está el perro en todo momento.