Cuando un perro muere el vacío interno que nos queda es bastante notable, no hay que reprimirse y llorar todo lo que se necesite sin avergonzarse por ello. Es importante desahogarse para intentar sentirse mejor. La gran mayoría de los perros pasan muchos años con nosotros y sin darnos cuenta son cómplices y compañeros en muchos aspectos de nuestra vida. Todo lo que hemos recibido de ellos es cariño sin nada a cambio y aunque sabemos que no van a estar vivos el mismo tiempo que nosotros nunca estaremos preparados para su despedida.

tumba-perro-frases-citas-superar-muerte-perroMuchas personas se sorprenden del cariño y afecto que sienten por sus mascotas una vez los pierden, algunas personas se avergüenzan por sentirse así y evitan que les vean llorar, debes saber que es normal sentir ese dolor tan fuerte ya que era un ser que pertenecía a tu familia y has reído, jugado, paseado y divertido con él en múltiples ocasiones. Normalmente se suele superar la pérdida en dos meses más o menos, no te preocupes que se supera, cada persona necesita su tiempo  y debes saber que un 10% de la población a veces no lo supera pasado este tiempo y acude a un especialista o a un grupo de apoyo para que le ayude a superar la muerte de su perro. El estado de ánimo está por los suelos, no tienes ganas de ver gente, de salir, incluso de comer y mucho menos de hablar del tema. También hay otros factores a tener en cuenta como todas las cosas que te hacen recordarle como su collar, su comedero o un juguete con el que pasaba largas horas.

Guárdalo con todo tu cariño y de este modo podrás sentirte un poco mejor al no recordarlo continuamente.

En cualquier caso si pasados los dos meses aún sigues sintiéndote igual debes acudir a un especialista o a un grupo de apoyo en el que te ayudarán sin duda alguna a superarlo.

Los más repercutidos suelen ser los niños que son compañeros de juego de los perros en todo momento y crean un vínculo muy fuerte con ellos al igual que las personas mayores que viven solas y centran toda su vida en su perro, sus preocupaciones son alimentarlo bien, que esté bien atendido y mostrarles continuamente su afecto, una vez fallece el vacío y la tristeza es enorme. Así que vamos a darte unos pasos a seguir para que puedas empezar tu vida desde el momento en el que él ya no está en la tuya.

  • Tienes que hacerle una despedida a tu perro, enterrándolo y haciéndole una pequeña ceremonia. Debes aprovechar ese momento para decirle todo cuanto quieres que sepa antes de despedirte y de este modo te sentirás muy bien al expresarle todos tus sentimientos que con seguridad serán muchísimos. Debes estar tranquilo al trasmitirle todo lo que ha significado para ti durante todos estos años. Y esta despedida será clave para poder empezar a asumir la pérdida.
  • Si no tienes opción o no te apetece hablar en voz alta también puede escribir todo lo que sientes en una carta dedicada a él donde te puedas expresar abiertamente sin complejos.
  • Continúa con tus rutinas y durante las horas de paseo habituales en su compañía intenta salir aunque sea solo, es importante que no dejes de hacerlas, mientras paseas tu mente se relaja y evitas de este modo entrar en la espiral de pensar continuamente en su pérdida y lo que debes hacer es pensar en todos esos agradables momentos que pasaste con él y sonreír porque han sido maravillosos, en los momentos de juegos con él intenta estar haciendo una actividad que te satisfaga y te divierta.
  • Es muy importante que no intentes adquirir un perro enseguida para intentar de algún modo ocupar su vacío, si te gustan los perros debes hacerlo per cuando hayas superado por completo la pérdida ya que debes estar preparado para poder darle todo ese cariño que sientes por los animales y de ese modo el que venga se sienta muy feliz.

No te quepa la menor duda que conseguirás superarlo, es difícil pero lo conseguirás y siempre quédate con lo feliz que lo hiciste mientras estuvo contigo y la vida que vivió contigo que seguro fue la mejor.