¡¡Hola Súperpeludos!! ¿Qué tal lleváis la semana?

Esta semana hablaremos de los 5 insectos más mortales y comunes para nuestros peludos.

Los 4 insectos más comunes y peligrosos son: Avispa, flebótomo, garrapata y la oruga procesionaria.

El contacto con algunos de estos insectos puede provocar hasta la muerte del peludo.

Lo primero que debemos hacer es detectar donde se encuentra la picadura.

Avispa

Avispa:

Es muy importante que llevemos con urgencia a nuestro peludo al veterinario. La picaduras de avispas son peligrosas, el 90% de los peludos se las intentan comer cuando las ven, es por ese motivo que debemos de tener especial cuidado. Si la picadura se encuentra dentro de la boca de nuestro peludo es muy peligroso, las avispas pueden atacar varias veces si se sienten amenazadas. El dolor es muy grande al ser una zona sensible y si el aguijón de la avispa de queda en la piel tú peludo sufrirá aún más dolor.

Se le puede extender la inflamación a la lengua, la garganta y cuello. Puede sufrir obstrucciones y bloqueos en las vías respiratorias.

Le puede ocurrir: Aumento de la frecuencia cardiaca, vómitos, diarrea, temblores y fiebre.

Flebótomo

Flebótomo:

El Flebótomo es un pariente de los mosquitos, frecuentan zonas húmedas, oscuras y con materia en descomposición (aguas estancadas, restos de podas, madrigueras, etc…).

El peludo contrae la enfermedad (Leishmaniosis) cuando es picado por un  flebótomo que haya picado a su vez a otro animal enfermo. De este modo el parasito pasa al torrente sanguíneo del peludo y es cuando empieza a reproducirse y a parasitar al peludo.

¿La leishmaniosis se contagia de peludo a peludo? la respuesta es NO. Para que un peludo sano adquiera la enfermedad es imprescindible que sufra una picadura del flebótomo.

Acudir al veterinario con urgencia para ponerle tratamiento al peludo.

Oruga Procesionaria

Oruga procesionaria:

Debemos de tener mucho cuidado cuando vemos a las orugas procesionarias y alejarnos todo lo que podamos de ellas. Estos insectos son muy peligrosos debido a los más de 500.000 pelos (tricomas) altamente urticantes que cubren todo su cuerpo. Si nuestro peludo intenta olerla, morderla, chuparla o rozarla, la oruga procesionaria desprenderá los pelos con la toxina causándoles daños graves a nuestros peludos. Las orugas procesionarias sueltan los pelos cuando se sienten amenazadas.

Nuestro peludo notara un picor intenso en la zona afectada. Sufrirá una irritación cutánea que podremos apreciar por el color rojizo de la zona. Nuestro peludo intentara rascarse con las patas, dejara la lengua fuera de la boca por la inflamación, se le pueden inflamar los labios, estará muy excitado y nervioso, puede hasta vomitar e incluso que su lengua y labios cambien de color. Lavar la zona infectada con abundante agua limpia y tibia.

Llevar con urgencia al veterinario para descartar infecciones graves y tratar las que tenga.

Garrapatas

Garrapatas:

La garrapata es un acaro que parasita en el cuerpo de los animales vertebrados de sangre caliente. El objetivo de las garrapatas es encontrar una fuente de alimento constante para sobrevivir.

Suelen instalarse en las zonas donde la piel es más fina: cuello, orejas, ingles, etc…

Este tipo de parásitos podemos quitarlos nosotros mimos en casa con unas pinzas especiales para ello. Pero solo las quitaremos si la garrapata es reciente, si lleva mucho tiempo lo mejor es llevarlo al veterinario.

Que estos insectos permanezcan en la piel de nuestro peludo mucho tiempo les puede acarrear enfermedades, como por ejemplo la enfermedad de Lyme.

La enfermedad de Lyme es la patología más conocida ocasionada por las garrapatas. Provoca fiebre y una inflamación en las articulaciones, le quitara el apetito y se sentirá débil.

Y ahora os dejamos algunas imágenes de los síntomas y el aspecto que pueden tener nuestras mascotas.

¡¡Hasta la próxima semana Súperfamilia!!

Muchos lametones.