¡¡Hola Súperpeludos!! Bienvenidos una semana más al blog.

Hoy hablaremos de un tema que les preocupa a muchas personas, ¿Cómo podemos hacer que tu peludo coma el pienso?

Muchos nos contáis que vuestros peludos tienen problemas para comerse el pienso, muchas veces es por los cambios de temperatura (frio/calor), si hace calor les cuesta más comer. Puede ser también que estén aburridos del pienso. Que no lo quiera porque es poco apetecible (suele pasar cuando se les da de nuestra comida), ellos saben que tarde o temprano les preparareis algo y simplemente prefieren esperar.

¿Qué podemos hacer para que se coman el pienso igual de felices que un plato de pechugas y arroz?

La solución es potenciar los sabores del pienso añadiendo otros alimentos.

Alimentos que podemos mezclar con el pienso:

-Caldo de pollo: poner un dedo de caldo de pollo (el caldo debe estar tibio) en el cuenco del pienso y mezclar, el pienso se ablandara y quedara con una textura más húmeda y con mucho más sabor (si el caldo es casero mejor, aumentara mucho más el sabor).

– Pollo o pescado: se pueden preparar de 3 formas; hervido, al horno o a la plancha.  Tanto el pollo como el pescado se pueden preparar de las 3 formas. Una vez lo tengamos listo lo cortaremos en trocitos muy pequeños y lo añadiremos al cuenco de pienso.

-Zanahorias: las zanahorias son muy beneficiosas para nuestros peludos, las podemos preparar hervidas. Las zanahorias son buenas para la vista, fortalece el sistema inmunológico. (Las zanahorias crudas ayudan a limpiar los dientes gracias a su textura).

– Huevos: los huevos son una gran fuente de proteínas, contienen grasas buenas en forma de ácidos grasos esenciales linoleico y alfalinolénico, principalmente insaturados y beneficiosos para su organismo. Se le pueden dar tanto crudos como cocidos, recomendamos que sean cocidos ya que así nos aseguramos una buena asimilación de los nutrientes del huevo. Si es cocido lo trocearemos y lo mezclaremos con el pienso, si es crudo podemos ponerlo encima del pienso y mezclarlo todo muy bien.

-Agua tibia y especias: añadimos al cuenco del pienso un dedo de agua tibia y un poco de especias (romero, albahaca, tomillo…). Es como el resultado del caldo de pollo, pero si no disponemos de caldo de pollo esta opción es muy válida y sabrosa.

Aceite de salmón: El aceite de salmón es uno de los mejores remedios para estos casos, simplemente debemos poner en el cuenco 1 o 2 cucharadas de aceite de salmón y mezclarlo todo. Si le añades aceite de salmón a la mezcla de pienso con pescado o pollo… ¡¡estarán deseando que le pongas la comida a todas horas!!

¡¡Nos leemos la próxima semana Súperfamilia, muchos lametones!!