Hola Súperpeludos, bienvenidos una semana más al blog.

Llegan los cambios de temperatura y con ello debemos estar más atentos a la salud de nuestro peludo.

Hoy vamos a indicaros los 10 puntos que necesitamos conocer para saber si nuestro peludo goza de una gran salud.

-Orejas: las orejas deben de ser por su interior en color rosado, no deben de tener heridas o rojeces. Si tienen algo de cera o sucio podemos limpiárselas con un bastoncillo húmedo.

-Ojos: debemos de fijarnos que el blanco de sus ojos no sea en color amarillento. La mucosidad y lágrimas son totalmente normales, lo único es estar pendientes de que no sean muchas. En ese caso acudir al veterinario.

-Nariz: el color de la nariz de tu peludo es lo que les hace tan personales (es su huella dactilar), puede ser negra, rosada o moteada. Que se mantenga húmeda durante todo el día no debe de preocuparte, lo que realmente debe de preocuparte es si tu peludo sufre de congestión y secreción nasal excesiva.

-Boca: debemos de revisar sus encías, tiene que estar firmes y del mismo tono que el color de su piel. Es normal que sus dientes se oscurezcan con los años.

-Pelo: si el pelaje de tu mascota no es brillante, presenta calvas, caspa o exceso de grasa, debes de ir a tu veterinario. Puede que simplemente necesite vitaminas, el exceso de trigo en el pienso también puede ayudar a que aparezcan estos síntomas.

-Piel: la piel es muy importante que la tenga hidratada y suave. Debe de tener un color rosado, marrón o negro, dependiendo de la raza y tono de color que tenga tu peludo.

-Temperatura: los peluditos son muy calentitos y da mucho gustito abrazarlos o que se tumben a nuestro lado, sobre todo en los meses de invierno. Su temperatura debe de mantenerse entre los 38,3 y los 39,2 grados centígrados.

-Evacuaciones: la orina debe de tener un tono de color amarillo clarito y las heces un color marrón, las heces deben de tener aspecto firme.

-Peso: para comprobar que está en el peso perfecto, palpa su caja torácica: deberás de notar sus costillas debajo de la piel.

-Ritmo Cardiaco: depende del tamaño de nuestro peludo, pero un corazón normal late de 50 a 130 veces por minuto en reposo.

Está muy bien tener todos estos conocimientos sobre nuestros peludos, pero cada peludo es un mundo. Es muy importante conocer a nuestro peludito no solo físicamente  sino también sus hábitos, comportamiento natural y sus gustos.

Debemos de tener en cuenta también que alguno de estos 10 puntos se pueden ver afectados en momentos puntuales. Cuando le cambias el pienso a otro, cuando viajáis, los cambios de temperatura (temperaturas muy bajas o muy altas, llegándoles a provocar golpes de calor).

La finalidad de estos 10 puntos es que cualquier miembro de la familia pueda detectar si algo va mal. Así, valorando todas las variables, tendremos la certeza de que todo va bien. Ante cualquier mínima duda siempre podemos consultarla con nuestro veterinario de confianza.

Hasta la próxima semana Súperfamilia, ¡¡MUCHOS LAMETONES!! .