A la vez que mantenemos limpia nuestra mascota debemos mantener limpia la zona donde habita principalmente su cama que es donde pasa la mayoría de su tiempo, al igual que nosotros cambiamos las sábanas de nuestra cama una vez a la semana, nuestros perros también necesitan que lavemos la suya. Cogiendo este hábito evitamos tener la cama de nuestro amigo libre de parásitos como las pulgas y garrapatas.

Es importante elegir una cama que podamos limpiar con facilidad usando el aspirador y lavándola en la lavadora por lo menos una vez al mes usando un jabón libre de amoniacos o productos dañinos para nuestra mascota.

Una cama de perro sucia es una fuente de patógenos y parasitos peligrosos para nuestro amigo y como no para nosotros y los niños. Cabe recordar que nuestro perro va continuamente por el suelo y tiene acceso a sustancias poco higiénicas, olfatean todo lo que está alrededor de ellos y hay zonas poco higiénicas que son de su pleno interés como la orina de otro perro en la esquina de la calle o incluso las heces de otros animales.

Cuando lleguemos de dar un paseo con nuestra mascota debemos limpiar sus patas intentando eliminar cualquier sustancia que haya podido quedar pegada a su pelo de modo que si se tumba en su cama no deje estos restos impregnados en la tela, una buena arma son los cepillados diarios, limpiado con toallitas higíenicas y por supuesto los baños regulares sobre todo cuando nuestra mascota ha estado en contacto con la suciedad de modo que evitaremos ensuciar su cama mucha menos.

 El riesgo de contagio de cualquier enfermedad transmitida por la suciedad no acaba aquí, nosotros los humanos compartimos hasta 100 dolencias con nuestros perros y gatos, estas cifras obligan a extremar todas las precauciones posibles y la correcta limpieza. Os ofrecemos unos cuantos consejos para conseguir que la cama de tu mascota este limpia.

  • Es importante elegir una cama que se pueda limpiar con facilidad, las hay muy diversas pero no todas son igual de cómodas y fáciles de limpiar. Cuando vayas a elegir la cama de tu mascota es importante que mires las etiquetas de la cama de modo que compruebes que sea fácil de limpiar en casa. Las camas desenfundables sin duda son la mejor opción y más si es una cama que se pueda lavar en la lavadora y si es posible que se pueda meter en la secadora. Muchas veces no las podemos secar a tiempo, hoy en día hay varios fabricantes que venden fúndas de repuesto… por eso te recomendamos que tengas al menos una funda extra para la cama de tu mascota.

 

  • Para empezar, lo primero que debes hacer es aspirar bien la cama de tu perro o por lo menos sacudir bien, esto ayudará a eliminar todo el pelo de tu mascota o posibles restos de suciedad que pueda acumular además de prevenir ensuciar el filtro de la lavadora. Un utensilio que funciona muy bien son los rodillos adhesivos atrapa pelo entre lavado y lavado para mantener la cama de nuestro amigo lo más limpia posible de modo que haya el mínimo pelo sobre ella.

 

  • La cama es un lugar donde normalmente se acumula toda la suciedad que trae nuestra mascota después de jugar en el patio junto con tierra, los pelos que le caen diariamente,  epitelios, insectos e incluso pulgas y garrapatas por ello limpiarla con regularidad es lo más sencillo para mantenerle protegido a él y al resto de los habitantes de la casa de cualquier infección.

 

  • Debemos lavar en la lavadora la cama de nuestro perro como mínimo una vez al mes utilizando el agua caliente para garantizar la eliminación de toda la suciedad. Si la cama está muy sucia lo mejor es que la pongas a remojo en agua caliente y jabón dentro de la bañera, este paso facilitará su correcta limpieza. Si tienes secadora, después de confirmar que si puedes meter la cuna en la secadora con las etiquetas de la misma puedes utilizarla para secar la cuna de tu mascota, de lo contrario tendrás que tenderla comprobando que está totalmente seca y no tiene humedad antes de meterla en casa de nuevo.

 

  • Los perros al igual que las personas también son alérgicos y debes descartar que el jabón que estas utilizando sea un jabón que pueda dañar la piel de nuestra mascota. Por ello es importante no utilizar productos agresivos o que contengan amoniaco además de que la orina canina contiene amonio y los productos que contienen amoniaco incitan a nuestra mascota a orinar y hacer sus necesidades sobre ella.

 

  • Entre lavados si queremos mantener libre de olores la cama, sofá, alfombras… podemos utilizar microdor bio un producto biotecnológico que combate los restos orgánicos que desprende la mascota como epitelios (pieles, caspa), restos de suciedad orgánica, microdor bio contiente unas organismos que degradan la materia orgánica que produce los malos olores y es 100% seguro para tu mascota.

 

LEX and Max2