Los factores por los que los gatos sufren estrés pueden ser varios como el estrés físico, ambiental o psíquico… Las causas de cada uno de ellas son por ejemplo:

  • Estrés ambiental: los gatos son animales muy sensibles a los cambios, y cuando consiguen adaptarse a un entorno no les gusta los cambios de casa, la llegada de un bebé, la introducción de otros animales, e incluso cambios que a nuestro parecer pueden ser insignificantes como un mueble nuevo o remodelación de nuestro salón, visitas de personas desconocidas, un viaje, fiestas del pueblo, etc. Todo ello puede provocarle estrés.
  • Estrés físico, el producido por algún dolor o enfermedad
  • Estrés psicológico, el producido por soledad, aburrimiento, pérdida de alguna otra mascota de casa que fuese fuente de juego o compañía.

gato-agresivo-stress

Algunos de los signos más claros de estrés en gatos son:

  • Cambios de hábitos de aseo.
  • El marcaje con orina en cualquier parte de la casa.
  • El marcaje con arañazos en muebles, cortinas, sofás…
  • La agresividad.

Otros signos menos evidentes pero fáciles de observar pueden ser: cambios en el apetito, cambios en sus rutinas, acicalamiento excesivo o ausencia, juega menos, actitud como desganada, hace sus necesidades por cualquier lado, duerme menos, maúlla mas, intenta esconderse y no mostrarse, etc.

La agresividad es uno de los comportamientos que más preocupa a los dueños y gente que conviven con un gato en situación de estrés. Esta agresividad puede ser dirigida hacia cualquiera que esté en el camino del gato… Personas, otros animales u otros gatos de la casa. Los gatos no suelen ponerse agresivos con una persona por que está le estrese, el gato al sentirse inseguro reacciona agresivamente, es su forma de expresar su malestar.

¿Cómo reducir el estrés en los gatos?

Lo primero es intentar averiguar el motivo por el cual el gato sufre estrés, por lo que aconsejamos que:

  • Intenta pensar a partir de cuándo le empezó a suceder y porque, que cambios ha podido sufrir el felino.
  • Consulta al veterinario para descartar que esté producido por alguna enfermedad o dolencia (estrés físico).
  • Estar atento y cuidar al gato para descartar motivos, cortar bien las uñas, desparasitarlo (interna como externamente), asegurarnos que come correctamente (si tiene poco apetito dar algún alimento para apetitos exigentes), que no le falte agua, a los gatos les gusta el agua siempre fresca y a poder ser en movimiento.
  • Intenta jugar con tu gato para mantenerlo distraído y a parte el juego hace olvidar… Desestresa. Acarícialo, le relajará a el y a ti.
  • Podemos actuar bajando la exposición a posibles causas estrés ambiental… No gritarles, no tener música muy alta, no hacer ruidos fuertes…

Si el estrés está producido por otro gato que entra al hogar, podemos tener en cuenta algunos detalles:

  • Colocar distintas bandejas con su lecho por la casa, como mínimo una por gato, más una extra..
  • Colocar varios comederos diferentes en distintas zonas de la casa, distintas comidas.
  • Colocar varios bebederos o una fuente de agua.
  • Disponer distintas zonas para el descanso.

A parte de todo lo que podemos hacer para reducir las causas del estrés, existen en el mercado productos fabricados a base de feromonas felinas que en forma de spray o difusor eléctrico pueden ayudar a controlar el estrés de los gatos. Hay otros naturales como las pipetas antiestres para gato a base de valeriana… Y como alimento también hay fórmulas como el Calm de Royal Canin.

Es muy importante conocer las causas de estrés en los gatos ya que nos ayudará a prevenirlas y así tener un gato más feliz.

ofertas royal canin gato