Todos deseamos fervientemente la llegada del buen tiempo, el cambio de hora e ir con ropa más cómoda y ligera. Nuestros amigos peludos no lo desean tanto como nosotros ya que pasan mucho calor y vuelven sus temidas enemigas, las pulgas y garrapatas que durante el invierno han estado aletargadas por el frío y con el calor de la primavera-verano reactivan su metabolismo y se ponen en funcionamiento. Poco a poco los inviernos son cada vez más suaves y es probable que podamos encontrar también durante la época de frío.

garrapatas en hojasCuando se acerca la primavera y si esta es muy lluviosa la abundante la vegetación es el sitio perfecto para que las garrapatas se multipliquen, por eso es importante si salimos al campo con el perro y si éste tiene el pelo largo revisarlo detenidamente, las garrapatas se suelen colocar en los pliegues que forman su piel, entre los dedos, detrás de las orejas o en su interior.

Muchas mascotas tienen alergias atópicas a las picaduras de estos parásitos y sufren reacciones cutáneas muy molestas, por eso debemos evitar al máximo que se infesten ya por su seguridad como por la nuestra porque estas criaturas también nos pueden picar a nosotros  son picaduras muy incómodas e incluso nos pueden transmitir enfermedades.

Las garrapatas pueden llegar a transmitirnos alguna enfermedad en cambio las pulgas nos pueden producir únicamente reacciones alérgicas en la piel.

Se aconseja tener a la mascota bien cepillada y limpia, durante los baños o cepillados deberemos revisar bien si tienen alguna sobre su piel, en el caso de la garrapata es más sencillo ya que quedan sujetas a la piel y no se mueven con la misma rapidez que las pulgas, éstas son muy rápidas, pequeñas y negras. Debemos evitar al máximo que nuestro perro las coja, lo mejor es prevenir su ataque y estar muy pendientes para detectarlas cuanto antes.

perro y pulgas

  • Las pulgas: Tienen un tamaño muy pequeño, se mueven con muchísima rapidez y pueden saltar a su antojo, una picadura de pulga en un perro se puede detectar con facilidad ya que una vez a picado a nuestra mascota veremos su efecto al momento ya que tendrá un molesto picor que le hará rascarse de manera compulsiva y le puede llegar a originar lesiones dermatológicas como el prurito que es una herida o lesión en la piel. Este es un ciclo complicado de cortar ya que mientras se rasca, se irrita la zona y no deja de hacerlo continuamente. Estas pequeñas cuando pican al perro chupan su sangre y si son muy numerosas pueden llegar a producir anemia. También cabe la posibilidad aunque parezca un poco extrema que al extraer su sangre trasmitan al perro enfermedades tales como la peste o el tifus. Lo más conocido y habitual es la dermatitis alérgica por picadura de pulga (DAPP) los síntomas son costras y eritema (una inflamación superficial que se caracteriza por manchas rojas en su piel) sobretodo las podremos localizar en la zona donde se junta la cola con la espalda y en la parte interna de los muslos y abdomen todo esto puede extenderse por todo el cuerpo.

Por eso es muy importante anticiparnos previniendo y tratando a nuestra mascota antes de que se desencadene alguno de estos problemas. La garrapata también es una gran enemiga y su picadura tiene efectos indeseados.

  • Las garrapatas: Su tamaño varía de ser como un grano de arroz a ser como un garbanzo dependiendo el tiempo que permanezca chupando la sangre de nuestro perro. Pueden ser transmisoras de graves enfermedades tanto para nosotros como para los animales, en el caso de los perros pueden transmitir una enfermedad llamada ehrlichiosis canina, esta enfermedad está provocada por unos microorganismos llamados rickettsias que es transmitida en el mismo instante en que la garrapata chupa la sangre de nuestra mascota. Los síntomas de esta enfermedad varían según el sistema inmunitario de nuestra mascota. El periodo de incubación oscila entre 8 y 20 días, si su sistema inmune no es bueno el perro puede padecer hemorragias, pérdida de peso, anemia, alteraciones neurológicas o infecciones bacterianas. Los tratamientos son varios en el caso de tener anemia por la destrucción de glóbulos rojos se le haría una transfusión de sangre, nuestro veterinario tratará los síntomas con inmunodepresores y otros medicamentos para poder palear la enfermedad cuanto antes. Después del tratamiento el perro suele notar mejoría entre 24-48 horas aproximadamente no obstante los anticuerpos no dejan de estar activos hasta que transcurren entre 6 y 9 meses aproximadamente, sin embargo en perros con infecciones crónicas el pronóstico es más grave, no obstante los perros que padecen la infección se recuperan con el tratamiento.

Existen infinitas variedades de insecticidas-repelentes en el mercado que se adaptan a cualquier tipo de animal o necesidad , pipetas cuya duración más o menos es de 1 mes (su aplicación es sencilla, detrás del cuello del perro y dejar actuar), collares antiparasitarios insecticidas de duración entre uno y ocho meses aproximadamente (estos collares se llevan junto con el collar de tu mascota y son muy cómodos para llevar) si tu perro es de ciudad y suele vivir en casa existen unos collares antiparasitarios naturales repelentes que son menos agresivos tanto para tu mascota como para el medioambiente prácticamente igual de efectivos que los convencionales, champús insecticidas (estos champús normalmente se usan para la eliminación de pulgas y garrapatas ya sobre el animal pero no como preventivos) para ello existen unos champús repelentes ( estos champús tienen efectos repelentes y evitan el contacto de las pulgas y garrapatas sobre el perro) los productos repelentes se suelen usar todo el año y como refuerzo a otros insecticidas que uses habitualmente durante todo el año, inclusive ya podemos encontrar pastillas para prevenir la vida de estas pequeñas criaturas. Nunca uses productos antiparasitarios que no sean adecuados para los perros. Hay que intentar evitar al máximo que lleguen hasta nuestras mascotas y disponemos de todas las herramientas para conseguirlo, ellos lo agradecerán y la vuelta del calor será mucho más llevadera para nuestros pequeños peludos. Como siempre cualquier duda acude a tu veterinario o consultanos.