Nuestros pequeños amigos son los mayores sufridores del calor en verano, son mucho más sensibles que nosotros y cualquier día de calor puede ser muy peligroso para ellos si la exposición es muy larga. Para que nos hagamos una idea, un día caluroso de los que cuando abrimos la puerta para salir nos haría quedarnos en casa para ellos puede ser una muerte en minutos. Los humanos cuando entramos al coche y está muy caliente nos podemos refrigerar abriendo las ventanas, subiendo el aire acondicionado o incluso no entrar hasta que baje la temperatura del mismo. Para ellos es un horno y no pueden mejorar o bajar la temperatura ya que no son capaces de hacerlo como nosotros, por ello debemos ser conscientes de que el coche cerrado y al sol es un horno mortal.

El golpe de calor se llama hipertemia, es una subida del calor corporal de nuestros amigos a unos niveles altísimos. Los golpes de calor pueden producir daños y un irregular o mal funcionamiento de los procesos fisiólogicos, pueden ser temporales o irreversibles provocando en los peores casos la muerte. Todo depende del tiempo que haya estado expuesto a altas temperaturas, cuanto más tiempo, mas daño.

El tiempo es determinante en todos los casos, un perro puede morir en menos de 10 minutos de exposición a altas temperaturas, en algunos casos el auxilio rápido no consigue evitar problemas vasculares, edemas cerebrales o hemorragias. Por ello en verano NO EXISTE SOLO SERÁN 5 MIN, llévate a tu mascota en el coche únicamente si va a poder acompañarte donde vayas y NUNCA LO DEJES ENCERRADO, ni con las ventanas un poco bajadas, se comprime mucho calor dentro de un coche y la ventilación es siempre poca.

Los mamíferos y las aves tienen un mecanismo capaz de regular la temperatura de los órganos más internos y por ello pueden sobrevivir a altas temperaturas en el exterior ya que consiguen regularse ellos mismos, no obstante este sistema termorregulador no es lo bastante bueno en casos extremos por lo que la temperatura interna sigue aumentando hasta provocar daños en los órganos.

La temperatura de un perro suele ser de 39º , todo lo que pase de esta temperatura va desencadenando fallos internos en nuestro amigo a medida de que su sistema termorregulador va perdiendo el control de la situación haciendo imposible bajar la temperatura por ellos mismos y acabando tristemente en la muerte del perro.

Los perros no pueden sudar, su calor es eliminado mediante el jadeo y el sudor solo puede eliminarse a través de las almohadillas de sus pies o zonas de poco pelo como la barriga.

Te facilitamos un listado de cosas que pueden hacer que tu perro sufra un golpe de calor si está en el exterior:

  • Exposición altas temperaturas en el exterior
  • Temperaturas moderadas en el exterior después de días calurosos
  • Humedad alta, provoca problemas para la eliminación del vapor del agua del perro.
  • Espacios pequeños y mal ventilados donde se encuentre el perro como habitación pequeño, patio pequeño, transportín o caseta de jardín, balcón, coche, rulot
  • Poco acceso a agua, agua no fría o no cambiada muy frecuentemente
  • Suelos con tendencia al sobre calentamiento
  • Nunca ates a tu perro ya que puede auto ahorcarse al intentar acceder a la sombra o al agua para hidratarse.

Condiciones del perro para ser propenso a los golpes de calor:

  • La edad, cachorro o de edad avanzada.
  • Insuficiencias tanto respiratorias como cardíacas, sufrimiento de stress.
  • Perros como Bulldog, Carlino, Gato Persa, Bóxer, Pequinés…los perros braquicéfalos debido a la forma de su sistema respiratorio son fíeles candidatos a sufrir los golpes de calor.
  • El sobrepeso o la obesidad ya que su piel suele ser más aislante.
  • Los perros o gatos con pelaje oscuro ya que atraen más el calor.
  • Intentar alimentar a tu mascota al final del día o en momentos de temperaturas razonables.
  • No hacer la práctica de ningún ejercicio con nuestro amigo en horas puntas de calor.
  • Estado nervioso o de ansiedad.

Los golpes de calor ocurren en días de calor intenso, el calor acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro de modo que a más durabilidad del calor, más rápido ocurre.

Sus síntomas:

  • Los daños ocurren cuando la temperatura interior de nuestro amigo supera los 42º
  • Pérdida de fuerza física, astenia.
  • Temblores en la musculatura.
  • Falta de oxigenación de la sangre, piel morada o azul causada por cianosis.
  • Inmovilidad, no quiere moverse.
  • Respiración muy rápida y agitada.
  • Aumento considerable de su ritmo cardíaco.
  • Cambio de la tonalidad de sus encías.
  • Mucha salivación.

Sus consecuencias son muchas:

  • Falta o pérdida de azúcares y sales.
  • Manchas de sangre en la piel, petequias.
  • Hemorragias gastrointestinales.
  • Insuficiencia hepática o renal.
  • Edema cerebral.
  • Fallo multiorgánico.
  • La muerte en perros después de su ingreso puede superar las 24 horas por parada respiratoria o depresión.as provocarle una hipotermia con unos resultados fatales. La bajada de temperatura debe ser paulatina.

Si tiene cualquiera de los síntomas que te hemos indicado no debes bajar su temperatura corporal rápidamente ya que podrías provocarle una hipotermia con unos resultados fatales. La bajada de temperatura debe ser paulatina, debes rehidratarlo e intentar que recupere las sales y azúcares que ha eliminado a causa de la exposición.

Lo mejor es que lo traslades cuanto antes a un centro veterinario, si no es posible hacerlo enseguida humedece un trapo o toalla y humedece su cuerpo primeramente el cuello o la cabeza, también te puedes ayudar con un pulverizador, lo que no debes hacer es cubrirlo con la toalla o trapo.

Deja que beba poco a poco no le obligues, si tienes hielo puedes ponérselo sobre el puente de la nariz, las axilas y las ingles.

Una vez veas que puedes desplazarte con él acércalo cuanto antes a un centro veterinario para una valoración.

Evita el golpe de calor de una manera sencilla con los siguientes pasos:

  • Acceso a agua fresca y limpia.
  • Espacios con sombras, grandes y de mucha ventilación.
  • Paseos a primera y última hora.
  • No hacer ejercicio en horas de calor.
  • Tenerlo siempre visible.
  • NUNCA lo dejes en el coche solo.
  • Si te vas a desplazar durante días de mucho calor, llévate agua, toallas y cuando vayas parando durante el trayecto y ves que tiene mucho calor moja la toalla y túmbale encima para que se refresque, ofrécele agua y mójalo un poco hasta que veas que se siente mejor.

Y recuerda que en verano debes estar muy pendiente de tu mascota!!!