gato-gorro-duchaHay una creencia bastante antigua y muy extendida de que los baños están destinados únicamente a los perros y no es así, la razón por la cual muchos propietarios lo piensan es porque ven durante el día en multitud de ocasiones acicalarse a su gato y piensan que con su aseo es suficiente.

Tal vez en alguna ocasión tu gato se haya metido en un sitio indebido como debajo del coche y se haya manchado con una negra y grasienta mancha en el lomo, ante una situación así el cepillo no sirve de nada y no es recomendable que sea el mismo el que se limpie ya que ingeriría la grasa que sería perjudicial para su salud.

Hace unos años se volvió a reavivar la antigua creencia ya que no ayudo mucho la falta de conocimientos sobre la piel de los gatos porque los primeros champús que salieron al mercado fueron poco acertados y muchos de ellos produjeron irritaciones en la piel del gato acentuando de este modo la antigua creencia de que no es bueno bañar a los gatos. Hoy en día existen muchos champús para gatos en el mercado especiales para la delicada piel de nuestros felinos como el champú de MD especial para gatos para gatos que protege su PH neutro aportando suavidad, fuerza y brillo al pelaje del gato.

Mucha gente piensa que si baña a su gato éste dejará de hacer sus aseos diarios, nada más lejos de la realidad ya que el gato una vez lo hemos bañado con su champú se asea completamente de una manera refleja eliminando de este modo el olor a champú que nada tiene que ver con su olor corporal y extiende de este modo el sebo sobre su pelo limpio.

Lo mejor que puedes hacer para que sea una tarea fácil es acostumbrar a tu mascota cuando sea un cachorro al igual que lo haces con el cepillado y peinado de su pelo de modo que poco a poco se irá sintiendo más cómodo y seguro.

Es cierto que no es necesario bañar a un gato tan asiduamente como se hace con un perro pero si lo debes hacer semanalmente si tiene el pelo largo y le gusta deslizarse por debajo de los coches o si sufre alguna enfermedad cutánea que precisa higiene y cuidados.

Si algún miembro de tu familia o tú mismo tenéis alergia a los ácaros es recomendable bañar al gato cada semana con la finalidad de eliminar el máximo de pelos muertos o descamaciones alergénicas al igual que eliminarás los ácaros, suciedad y hongos que pudiera transportar.

De modo que puedes bañar a tu gato tantas veces como quieras y hacer de ello una rutina de modo que lo mantendrás siempre limpio y reluciente.